Cómo poner remedio a un Certificado Energético G

¿Tu vivienda tiene un certificado energético G? No desesperes. Hay medidas que puedes tomar para mejorar tu certificación.

Cómo poner remedio a un Certificado Energético G
Consejos que te ayudarán a reducir el consumo energético

El certificado energético te dice cuál es el consumo de energía y las emisiones de CO2 de tu vivienda. Desde junio de 2013 es obligatorio que todas las casas en venta o en alquiler dispongan de él.

Esta certificación concede una calificación al inmueble que va desde la letra A hasta la letra G. 

El certificado A supone que tu vivienda ha recibido la calificación más alta posible, ya que el consumo energético es mínimo. Mientras que el certificado energético G implica que tu casa tiene el máximo consumo energético contemplado y, en consecuencia, se la ha otorgado la calificación más baja.
 

¿Qué hacer para mejorar el certificado energético G?


Normalmente, el propio certificado energético G incluye un apartado en el que aparecen una serie de sugerencias para que puedas ascender en la escala de certificación y dejar atrás el nivel más bajo. 

Por lo tanto, puedes estar tranquilo ya que es posible mejorar el certificado energético G y subir algunos escalones en la certificación oficial.

Resumimos aquí los consejos más habituales que te van a ayudar a superar tu certificado energético G y con los que, además, vas a ahorrar en tus facturas:

 


Ventanas

Posiblemente tus ventanas sean antiguas y por ahí se te escapa mucha energía. Se recomienda cambiarlas por ventanas tipo climalit que además sean de PVC o aluminio, materiales que aíslan mejor tanto del frío como del calor.

Considera también las dobles ventanas, además del frío y del calor te protegen del ruido. Te ayudarán a mejorar tu certificado energético G.

 


Caldera

Si tu caldera tiene ya muchos años debes saber que constituye otra fuente de consumo energético elevado. 

Para poder olvidarte del certificado energético G te aconsejamos sustituirla por una de gas de condensación, consideradas como las más eficientes. Se calcula que el ahorro puede ser de hasta el 30%.
 



Climatización

Los sistemas de climatización, tanto de aire frío como cálido, son fuente de mucho derroche de energía.

Por ese motivo, otro de los consejos para que logres superar tu certificado energético G es que instales un sistema tipo inverter de bajo consumo, con los que el ahorro energético puede ser del 25%.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados