¿Cómo podemos comprar pisos embargados?

Los bancos han rebajado el precio de los pisos embargados hasta un 65% del valor de tasación

¿Cómo podemos comprar pisos embargados?
Podemos encontrar pisos embargados en web inmobiliarias
  • Debemos ver el tipo de inmueble, el precio de salida, el día y la hora de la puja

Desde el año 2007 se han producido más de 400.000 ejecuciones hipotecarias en nuestro país, el paso previo al desahucio de una vivienda. La mayoría de estos pisos embargados se han quedado en manos de los bancos porque sus dueños ya no podían pagar la hipoteca

Lo que para unos es una pesadilla, para otros es una oportunidad de encontrar una casa a un precio muy por debajo de su valor de mercado. De hecho, la agencia de calificación de riesgos Fitch asegura que los bancos han rebajado el precio de los pisos embargados hasta un 65% del valor de tasación fijado cuando se firmó la hipoteca.

La subasta de los pisos embargados


Un chollo, ¿verdad? Pujar por pisos embargados que han salido a subasta puede resultar muy tentador, pero como se suele decir, no es oro todo lo que reluce. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que hay diferentes subastas.

1. Judiciales. Se celebran en los juzgados.
2. Notariales. Se llevan a cabo en las notarías. 
3. Administrativas. Son las tramitadas por ejemplo, por la Agencia Tributaria o la Seguridad Social.

Dependiendo de dónde se celebre la subasta, es ahí donde deberemos buscar la información que nos interese: el tipo de inmueble, el precio de salida, el día y la hora de la puja, etc.

Información de los pisos embargados


Y todo el mundo puede pedir esa información ya que se trata de subastas públicas en las que puede pujar quien quiera siempre y cuando no tenga ningún impedimento legal para hacerlo. Ahora bien, hay que tomar precauciones y tener claros todos los pasos.

Antes de participar en la subasta tenemos que tener atada la financiación. 

También debemos informarnos de las cargas que puedan pesar sobre el inmueble. Normalmente se descuentan del precio de salida, pero no está de más acudir al Registro de la Propiedad.

El dinero en efectivo nos hará falta ya que, cuando sepamos por qué inmueble vamos a pujar, tenemos que dejar en depósito el 20% del importe del precio de salida. Si no ganamos, lo recuperaremos y si conseguimos la vivienda, será descontado del precio final.

Si ganamos la subasta de un juzgado tenemos entre 10 y 20 días para realizar el pago total. En Hacienda y la Seguridad Social sólo 5 días. Hay que andarse con cuidado, porque si no lo hacemos en tiempo y forma, perderemos el depósito más las costas.

Al precio de la vivienda hay que añadir los impuestos (IVA, transmisiones patrimoniales) y gastos de inscripción.

Si estamos interesados en acudir a una subasta, también podemos encontrar pisos embargados en web inmobiliarias como idealista.com, pisosembargados.com o, incluso, la propia Sareb (conocida como el banco malo).

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados