Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado

Pensando en tu salud y en tu bolsillo hemos elaborado una pequeña guía a través de la que podrás limpiar el filtro del aire acondicionado en cuatro sencillos pasos. ¡No te la pierdas!

Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado
4 simples pasos para dejarlo impecable

El filtro del aire acondicionado es una de las partes importantes de este aparato, a la cual muchas veces no se le presta la atención que merece, ya sea por no estar a la vista o simplemente por descuido o desconocimiento.

Los filtros son los responsables de mantener el polvo, la suciedad y otros residuos fuera del aire que respiramos dentro de casa. Es por ello que el aparato de aire acondicionado va limpiando el aire y mejorando su calidad, de tal modo que los filtros van acumulando toda esa suciedad, lo que obliga a tener que limpiar el filtro del aire acondicionado, para preservar tanto nuestra salud como el buen funcionamiento del aparato.

La suciedad acumulada en un filtro de aire acondicionado fuerza el aparato a trabajar con más fuerza para conseguir empujar el aire a través de las fibras del filtro obstruidas por el polvo y los desechos acumulados. Lo que se traduce en un mayor gasto de energía, el cual acaba por notarse económicamente cuando a final de mes llega la factura de la luz. Además, no limpiar el filtro del aire acondicionado puede llegar a acarrear problemas mecánicos eventuales en el motor del aparato.

Quitar y limpiar el filtro de aire acondicionado al menos una vez al mes en aquellas épocas que menos se utiliza y dos veces al mes en los periodos de mayor uso, contribuirá a mantener la calidad del aire en el hogar y a controlar así el consumo de energía.

Cómo limpiar el filtro del aire acondicionado en cuatro sencillos pasos

cambiar el filtro aire acondicionado

1. Verifica en qué estado se encuentra el filtro

Lo primero que hay que hacer es comprobar si el filtro realmente necesita una limpieza. Para ello, deberás asegurarte de que el aparato de aire acondicionado está apagado. A continuación, deberás retirar el filtro con cuidado y examinarlo minuciosamente para comprobar que efectivamente necesita limpieza.

2. Límpialo o sustitúyelo por uno nuevo

Si tu filtro es reutilizable y necesita una limpieza, ya que se puede apreciar el polvo y la suciedad acumulada en él, tendrás dos opciones para limpiarlo: usar el aspirador o, si está muy sucio, lavarlo.

Si has optado por lavar el filtro, podrás hacerlo cómodamente en la ducha con agua caliente y siempre en la dirección opuesta al flujo del aire y de ambos lados.

Si tu aparato de aire acondicionado utiliza filtros desechables, entonces la solución será simplemente reemplazarlo por uno nuevo. Comprueba el tamaño correcto del filtro para evitar confundirte cuando lo vayas a comprar.

3. Deja que se seque bien

Si ya has lavado el filtro reutilizable, deberás dejarlo secar bien. Intenta consultar siempre las instrucciones del fabricante, ya que puede ser necesario algún cuidado extra. Pero por lo general, será suficiente con colocarlo inclinado durante algunas horas sobre un recipiente o incluso en la bañera para que se seque perfectamente.

Si tienes prisa, siempre podrás acelerar el proceso con el secador del pelo a temperatura fría. Ya que el aire demasiado caliente puede quemar o estropear el filtro.

4. Vuelve a colocar el filtro en el aparato de aire acondicionado

Una vez el filtro esté seco, deberás colocarlo cuidadosamente de vuelta al aparato de aire acondicionado.

Para garantizar la limpieza y el mantenimiento del filtro de tu aparato de aire acondicionado, conviene que anotes en una agenda la fecha de la última limpieza o sustitución del filtro. De este modo, tendrás la seguridad de estar respirando aire de calidad en tu casa.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados