¿Cómo impugnar un testamento vital?

Para impugnar un testamento vital, éste debe contener errores legales en su ejecución. También se puede argumentar fraude, coerción o incapacidad mental.

¿Cómo impugnar un testamento vital?
Solo los herederos tienen derecho a llevar la impugnación a cabo

El testamento es aquel documento legal que determina el reparto de bienes entre los herederos del testador e indica cómo estos deben disponer de ellos tras el fallecimiento del causante.

A pesar de tratarse de un documento legal que normalmente se redacta por un abogado, pueden existir algunos requisitos legales que no se estén cumpliendo y que por lo tanto permitan al tribunal impugnar un testamento.

También existen otros supuestos en los que una persona que esté en desacuerdo con las disposiciones de una determinada herencia, quiera llevar a cabo acciones legales ante un tribunal para impugnar un testamento que le concierne.

Si quieres saber cómo impugnar un testamento pero desconoces los requisitos necesarios para ello, a continuación te damos todos los detalles sobre el tema para que puedas impugnar un testamento con éxito.

Cómo impugnar un testamento vital


 

¿Quién puede impugnar un testamento?

Puede impugnar un testamento toda aquella persona que tenga las bases para ello. Esto quiere decir que podrán impugnar un testamento las personas que tengan un interés financiero como resultado de dicha acción. Este interés no tiene que ser únicamente monetario, también puede tratarse de un bien o propiedad. En definitiva, la gente con bases, son las personas que a través de las leyes que regulan los testamentos pretenden beneficiarse de los mismos con un objetivo financiero, siempre que su desacuerdo tenga bases legales que le permitan llevar a cabo la impugnación del testamento. 
 

Requisitos por los que impugnar un testamento

Los miembros de la familia del fallecido, así como los beneficiarios que deseen impugnar un testamento, deberán presentar ante el tribunal la validez de alguna de las siguientes razones:
 

  • Capacidad mental: se podrá argumentar que la persona que realizó el testamento no contaba con unas facultades mentales adecuadas.

  • Fraude o coerción: se puede argumentar que el testamento es fraudulento debido a la presión de terceros a la hora de crear las disposiciones del mismo.

  • Ejecución del testamento: se puede argumentar que el testamento no cumplió con todos los requisitos legales para ser ejecutado correctamente.

Para impugnar un testamento en relación a estas bases, será necesario seguir los procedimientos indicados por el tribunal de legalización.
 

Procedimientos para realizar la impugnación de un testamento

Si tienes interés y las bases, así como alguna razón válida para impugnar un testamento, deberás presentar todos los documentos necesarios ante el tribunal de legalización de la provincia en la que el testamento fue presentado.

Los diferentes estados tienen diferentes procesos y plazos para la impugnación de documentos, por lo que deberás informarte bien de todo ello, ya que los plazos suelen ser breves, debido al interés de establecer el patrimonio de forma rápida. Precisamente por eso, es importante que presentes lo antes posible el aviso de impugnación del testamento para que este sea legalizado rápidamente y la propiedad pueda ser distribuida y los asuntos legales del fallecido queden resueltos.

También es importante que consultes a un abogado sobre la planeación del patrimonio para encontrar la solución más justa, ya que el tribunal puede decidir que un testamento es válido, inválido en su totalidad, o una parte del mismo es inválida. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados