Cómo hacer velas en casa paso a paso

Si tienes velas viejas y quieres darlas una nueva vida, a continuación te enseñamos paso a paso cómo hacer velas nuevas a partir de aquellas que ya apagaron su llama.

Cómo hacer velas en casa paso a paso
Descubre cómo reutilizar velas viejas para crear otras nuevas

Ahorrar y hacer manualidades son dos actividades que cada vez están más de moda, ya que te permiten reciclar aquellos objetos que de otra forma hubieras tirado a la basura, para dar una vida nueva a otros elementos de una forma más sostenible, entretenida y económica.

Es por ello que a continuación te queremos enseñar paso a paso cómo hacer velas en tu propia casa sin gastar de más, e incluso reutilizando los restos de aquellas antiguas velas que tengas por casa.

Cómo hacer velas: consejos y trucos iniciales

Antes de embarcarte en la elaboración de velas caseras, es conveniente que pienses qué materiales vas a desear utilizar para ello. La solución más fácil y económica es la parafina, aunque también puedes utilizar cera de abeja, la cual funciona mejor con aceites esenciales pero es más cara, o cera de soja, que arde más despacio y es más amistosa con el medio ambiente.

Otra solución todavía más barata, es recopilar los sobrantes de otras velas que tengas por casa y derretirlos todos juntos, para poder crear así nuevas velas.

Encontrar aceites aromáticos y pinturas para darle olor y color a tus velas es muy sencillo, ya que habitualmente existen en diferentes hipermercados, papelerías y tiendas que tengan productos vinculados a las artes y trabajos manuales. Además, siempre tendrás la opción de comprarlos online, lo que suele resultar siempre más económico.

Por otra parte, conviene contar con un área de trabajo bastante amplia, limpia y bien protegida. Forra el lugar de trabajo con papel de periódico y mantén siempre cerca algo de agua tibia con jabón y una toalla o paños viejos con los que poder actuar rápidamente en caso de que surja un accidente.

Cómo hacer velas paso a paso

  1. Corta la cera que vas a usar en trozos pequeños o incluso en virutas, ya que así conseguirás que esta se derrita más rápidamente. Intenta que todos los pedazos tengan un tamaño similar para se vayan derritiendo al mismo tiempo.
  2. Si vas a utilizar pedazos de velas antiguas, mézclalos con algo de cera nueva para que te resulte más rentable.
  3. Llena una olla grande con agua y déjala en el fuego para que comience a hervir.
  4. Utiliza un recipiente fácil de manejar para derretir en él los trozos de cera al baño maría.
  5. Utiliza un termómetro de cocina para controlar la temperatura del agua, ya que la parafina se derrite entre los 50 y 60ºC, mientras que los trozos viejos de vela lo hacen a los 85ºC. En este último caso, no te olvides de retirar la mecha de las velas antiguas.
  6. Añade los aromas y los colorantes. Presta atención a las cantidades y mézclalas bien.
  7. En un recipiente, el cual dará forma a la vela, deberás pegar la mecha de algodón al fondo en una pequeña chapita de metal para que esta se mantenga. También tendrás que sostener la mecha con un palillo para que esta se mantenga rígida a lo largo del cuerpo de la vela.
  8. Vierte la cera en el recipiente muy despacio y con mucho cuidado.
  9. Deja que la vela repose y se enfríe durante unas 12-24 horas.
  10. Corta el exceso me mecha y enciende tu vela para ver que funciona correctamente.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados