Cómo hacer nata montada: 5 claves para un resultado perfecto

Te damos todas las claves sobre cómo hacer nata montada para acompañar todos tus postres y conseguir la textura perfecta con esta receta casera.

Cómo hacer nata montada: 5 claves para un resultado perfecto
La nata tiene que tener un mínimo de 35% de materia grasa

¿Quieres saber cómo hacer nata montada para poder utilizarla en tus postres? Este es un ingrediente muy versátil y es utilizado en multitud de recetas, tanto dulces como saladas.

Además, la nata montada casera es mucho más sabrosa y saludable que la que puedes comprar en el supermercado y con ella podrás preparar deliciosas elaboraciones.

Si ya has probado alguna vez a hacer nata montada en casa, sabrás que es proceso algo complejo, y es que si no se siguen correctamente todos los pasos, montar la nata puede convertirse en una tarea imposible.

Pero para que este ingrediente no se te resista y puedas prepararlo en casa, a continuación te explicamos paso a paso cómo hacer nata montada de forma fácil para asegurarte un resultado perfecto.

 

Cómo hacer nata montada

Los ingredientes que utilizaremos para esta receta serán ½ litro de nata líquida 35% M.G. y 200 gramos de azúcar. Aunque las cantidades de azúcar van en función de los gustos de los comensales, así que puedes añadir más o menos gramos.

Una vez que tengamos listos los ingredientes, comenzaremos a preparar la nata montada. Pero antes, conviene que tengas en cuenta 5 claves que te permitirán conseguir la textura perfecta.

 

1. Grasa

El porcentaje de grasa que tenga la nata va a ser esencial para que se monte, lo ideal es entre 35% M.G. y 40% M.G. De este modo, nos quedará una nata montada con más cuerpo y más estable.

 

2. Temperatura

La segunda clave es la temperatura, y es que es imprescindible mantener todos los utensilios fríos. La nata también tiene que estar fría, así que puedes guardarla en el congelador un poco antes de empezar con la receta.

Un truco bastante eficaz es colocar un bol con agua, hielo y un puñado de sal, y sobre él colocas otro bol con la nata bien fría. Así conseguirás mantener mejor la temperatura de la nata.

 

3. Potencia

Si vas a montar la nata a mano, necesitarás una batidora de repostería de doble varilla o bien unas varillas manuales. Recuerda que también deben estar bien frías.

Empieza a batir subiendo y bajando las varillas para que entre el aire. Debes batir hasta obtener una especie de crema, después añades una parte del azúcar, continuas batiendo, añades la otra parte, y vuelves a batir hasta obtener la textura deseada.

 

4. Tiempo

Es importante tener en cuenta que la nata no tarda mucho en montarse, apenas 3 o 4 minutos. Así que asegúrate de parar cuando obtengas una textura firme, ya que si continuas batiendo corres el riesgo de convertir esta receta de nata montada en mantequilla.

 

5. Estabilizadores

Es posible que no vayas a consumir toda la nata en el momento o que la vayas a utilizar para rellenar un bizcocho o un pastel. Si ese es tu caso, para que tu elaboración no pierda cuerpo, puedes hacer uso de estabilizadores, así la nata se mantendrá consistente por más tiempo. Puede utilizar gelatina neutra en polvo o estabilizadores especiales para nata montada.

 

Ahora que ya sabes cómo hacer nata montada, no dudes en incorporarla a tus sobremesas. Prepara unas ricas frescas con nata o dale al café un toque especial. ¡Las posibilidades son inmensas!

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados