¿Cómo funciona el permiso de matrimonio?

El permiso de matrimonio está recogido en el Estatuto de los Trabajadores. Te contamos en qué consiste este derecho y cuáles son sus particularidades

¿Cómo funciona el permiso de matrimonio?
La ley otorga 15 días naturales a los contrayentes

La alegría que se vive en una boda es incalculable. Pasando por los novios, que celebran uno de los días más importantes de sus vidas, hasta los asistentes, que se dejan contagiar por esa felicidad.

Y cuando los contrayentes se enteran de que, además de los regalos de sus seres queridos, tienen derecho a un permiso de matrimonio, la felicidad es aún mayor. Este derecho les permite disfrutar de unos días de lo que podríamos llamar “vacaciones pagadas”.

Una maravillosa luna de miel les espera a los recién casados. Sin preocupaciones laborales. Amparados por la ley. Sin embargo, hay que cumplir una serie de requisitos para formalizar dicho permiso. ¡Que no se os escape por los nervios de la boda!

EN QUÉ CONSISTE EL PERMISO DE MATRIMONIO

El permiso de matrimonio está recogido en el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. Es, por tanto, un derecho disponible para todos los trabajadores.

Con un lenguaje más técnico podríamos decir que se trata de un permiso laboral retribuido, al que tiene acceso cualquier trabajador por el simple hecho de unirse legalmente a su pareja. Que la boda sea civil o religiosa es indiferente.

La duración de este permiso es de 15 días naturales, es decir, que cuentan todos los días desde que se produce el enlace. Sábados, domingos y festivos también se computan.

Comienza a contabilizarse al día siguiente de la boda. Si la pareja se casa durante sus días de descanso, por ejemplo en vacaciones o en festivo, el permiso empieza a partir de su primer día laboral.

OTRAS PARTICULARIDADES DEL PERMISO DE MATRIMONIO

El Estatuto de los Trabajadores no recoge con cuánta antelación hay que avisar a la empresa de que se va a producir la boda. Simplemente subraya que hay que notificarlo previamente. Aunque lo más razonable sería comunicarlo a la empresa con un mínimo de 15 días de antelación.

Respecto al método de notificación, tampoco queda especificado. Lo normal es presentar directamente el acta de matrimonio en cuanto esté disponible.

Si el deseo de los contrayentes es cambiar la fecha del permiso, es posible. Pero es necesaria una autorización de la empresa para aplazar esos 15 días de disfrute. Dicho periodo puede juntarse con las vacaciones anuales si el enlace se produce justo antes de ellas.

Si se contrae matrimonio con una persona distinta de una boda anterior, está permitido volver a solicitar el permiso de matrimonio para la nueva celebración.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados