Cómo explicar que quieres cambiar de trabajo en una entrevista

Una actitud positiva y evitar el victimismo son fundamentales si hacemos una entrevista con la intención de cambiar de trabajo.

Cómo explicar que quieres cambiar de trabajo en una entrevista
No hay que hablar mal del jefe actual

Un clásico en la vida de muchos empleados es el de la búsqueda continua de mejores oportunidades laborales mientras desempeñan su trabajo en una empresa. No consiguen encontrar el puesto ideal y siempre están dispuestos a cambiar de trabajo.

Sin duda se trata de un reto que denota iniciativa, aunque también significa un salto al vacío en una aventura que nunca se sabe si saldrá bien. Las causas por las que se decide hacer una entrevista de trabajo para otra compañía diferente a aquella en la que se prestan los servicios pueden ser variadas.

Desde no soportar al jefe o compañeros de trabajo a estar en desacuerdo con el horario, la forma de trabajo o la forma de actuar de la compañía. Es el momento de intentar cambiar de trabajo. No obstante, a la hora de hacer la entrevista de trabajo con otra compañía hay que ser prudente y no decir cosas que puedan perjudicar nuestra candidatura.

Dentro de las preguntas más habituales de una entrevista de trabajo están las de: ¿Dónde te ves dentro de unos años?, ¿cuál es tu mejor cualidad?, ¿cómo te definirías? Pero, sobre todo, una que suele dejar descolocados a los candidatos: ¿Por qué quieres cambiar de empresa?

 

Lo que responder ante la pregunta ¿por qué quieres cambiar de trabajo?

Lo primero es estar tranquilo y sereno durante el desarrollo de la entrevista de trabajo. Quizá no resulte fácil, pero se puede conseguir. Sobre todo si aspiramos a cambiar de trabajo.

Tras responder a varias preguntas tipo, es bastante habitual que se intente indagar sobre los motivos para cambiar de trabajo y dejar la actual empresa. Lo que respondamos aquí hará que el entrevistador se lleve una determinada imagen de nosotros.

Si empezamos a hablar mal del jefe o de los compañeros, al no tener ninguna otra referencia el entrevistador podrá pensar que el problema también puede ser nuestro. Por lo que hay que evitar criticar a personas no presentes, aunque tengamos razón.

Lo que debemos responder es siempre con una actitud positiva, mostrando iniciativa. Por ejemplo que nos gusta nuestro trabajo pero aspiramos a crecer profesionalmente, algo que el puesto actual que desarrollamos no es posible.

De esta manera verán que tenemos inquietudes y ambiciones profesionales, algo siempre bien visto en una entrevista de trabajo. También podemos responder que poseemos importantes habilidades para realizar un determinado puesto, pero lamentablemente ya está cubierto en nuestra empresa.

Hablar bien de la actual empresa es bien recibido siempre porque denota que somos personas que nos integramos adecuadamente en el entorno laboral y somos profesionales. Sin duda, con una actitud durante la entrevista, tendremos muchos puntos a favor a la hora de cambiar de trabajo.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados