Cómo evitar que el teléfono se caliente demasiado

Para evitar que el teléfono se caliente demasiado hay que alejarlo del sol, de otros dispositivos electrónicos, bajar el brillo y cerrar las aplicaciones.

Cómo evitar que el teléfono se caliente demasiado
La forma más rápida de enfriar un móvil es quitarle la funda y apagarlo

Nuestros teléfonos no se calientan solamente cuando los utilizamos durante un periodo de tiempo prolongado. Las altas temperaturas del verano también pueden traer consecuencias desastrosas para nuestros smartphones. Por eso, sobre todo en verano, debemos evitar que el teléfono se caliente demasiado. ¿Cómo? Siguiendo unas pautas que veremos a lo largo de las siguientes líneas.
 

Evitar que el teléfono se caliente demasiado: ojo con el sol

En invierno no pasa nada por sacar el móvil y dejarlo sobre la mesa de una terraza o en el salpicadero del coche. Pero en pleno verano debemos guardarlo y si lo sacamos, ponerlo siempre a la sombra. Especial cuidado debemos tener cuando estemos en la playa o la piscina.
 

Evitar que el teléfono se caliente demasiado: bajar el brillo

Pero no solo las fuentes externas de calor pueden recalentar nuestros móviles. Usarlo demasiado también le hará subir de temperatura. Por eso, especialmente en días calurosos, debemos dejar respirar a nuestro smartphone. Cuanto más le exijamos, más se calentará. Así que vamos a bajar el brillo y evitar ejecutar las aplicaciones que consuman más recursos.
 

Evitar que el teléfono se caliente demasiado: cerrar aplicaciones

Y hablando de aplicaciones, no estaría mal que cerrásemos las aplicaciones que tenemos abiertas en segundo plano. Aunque no nos demos cuenta, lo cierto es que hay algunas que están consumiendo RAM y como consecuencia, calentando el teléfono. Ojo sobre todo con los editores de fotos y con los juegos.
 

Evitar que el teléfono se caliente demasiado: separar los dispositivos

También es muy habitual que tengamos en la mesa del centro del salón todos los dispositivos electrónicos que hay en casa. La tablet para el niño, las baterías externas y los móviles de la familia forman un montón que lo que hace es sobrecalentarse unos a otros. Así que mejor dejamos cada uno en un sitio, sobre todo cuando uno de ellos está cargando.
 

Evitar que el teléfono se caliente demasiado: revisar el cargador

Por cierto, si usamos el teléfono mientras está cargando también puede sobrecalentarse. Incluso un cargador defectuoso puede provocar ese efecto en los dispositivos electrónicos, así que no está de más que revisemos los cargadores de vez en cuando para comprobar que están en perfectas condiciones.
 

Si no podemos evitar que el teléfono se caliente demasiado…

¿Y si no podemos evitar que el teléfono se caliente demasiado? Sobra decir que tenemos que hacer todo lo posible por bajarle la temperatura lo más rápido que podamos. Por ejemplo:

  • Quitarle la funda y apagarlo.
  • Acercarlo a una fuente fría. Con esto no queremos decir que lo metas en la nevera, sino que lo pongas delante del ventilador o en el chorro del aire acondicionado.
  • Descargar alguna aplicación de esas que sirven para ajustar los parámetros del móvil. Cooler, por ejemplo, permite monitorizar la temperatura del terminal.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados