Cómo evitar el stand by de los aparatos electrónicos y ahorrar energía

¿Tus aparatos electrónicos se suelen quedar en stand by? Te contamos cómo puedes reducir el gasto de la factura siguiendo una serie de sencillos consejos de ahorro energético.

Cómo evitar el stand by de los aparatos electrónicos y ahorrar energía
Una manera sencilla de reducir gastos

Muchas veces nos confiamos y dejamos la mayoría de nuestros aparatos electrónicos en el famoso estado de suspensión o stand by.

Si bien es cierto que el consumo se puede reducir drásticamente, en algunos casos, tener distintos elementos de la casa en este estado puede acarrearnos entre un 5% y un 20% del total de la factura.

Por fortuna, existen varias maneras de poder poner fin a ese llamado consumo fantasma que producen nuestros aparatos electrónicos.

Vamos a sugerirte algunos consejos que podrán acabar con el stand by, de manera que puedas ahorrar dinero y además ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero junto al consumo.


5 consejos para evitar el stand by de forma efectiva


1. Infórmate bien de los aparatos electrónicos que compras

A día de hoy son muchísimos los productos que vienen con una pantalla o un botón de stand by de serie, y no se pueden configurar para ser apagados al 100%.

Esto significa que si los desconectas de la corriente puedes provocar el reinicio de algunos datos. Por lo tanto pregunta e infórmate, para que después no haya sorpresas.



2. Empieza a usar regletas con interruptor incorporado

Ante la duda, si has comprobado que tus dispositivos no pierden datos o no se reinician, lo mejor es utilizar una regleta con interruptor.

De este modo, aunque aparezca siempre la señal de stand by cuando los apagues, tendrás la opción segura y manual de poner fin al consumo de todos los aparatos que tengas conectados a la regleta.



3. Utiliza los temporizadores de cada dispositivo

Muchos electrodomésticos y aparatos digitales vienen ya con su temporizador de serie, que nos permitirá configurar todo lo relativo al consumo de energía inteligente.

De este modo los podremos programar para por ejemplo dejar de grabar y apagarse en el caso de una TV, o apagar el termo eléctrico cuando no detecte el uso de agua caliente.



4. Comprueba el consumo en reposo de cada aparato

Si te has decidido por un modelo de TV por ejemplo, no tienes por qué descartarlo de primeras. Gracias a las nuevas tecnologías, hay dispositivos que consumen una nimiedad, representando apenas un gasto de céntimos al año.

Para eso debes mirar bien en la caja o las instrucciones, y buscar por el consumo en reposo.

Lo ideal es buscar la etiqueta de A+++, cada símbolo “+” indica más ahorro y eficiencia en el consumo.



5. Prueba las regletas inteligentes

Este tipo de regletas son perfectas para detectar los dispositivos en stand by y apagarlos. Suelen trabajar con un enchufe principal que detecta la bajada del consumo, apagando los aparatos asociados, y también un receptor configurable que nos permitirá por ejemplo usar un mando a distancia para que cuando apaguemos la TV, se apaguen también el TDT y el reproductor de DVD o la videoconsola.

Como has podido ver, hay muchísimas formas de poder ahorrar energía haciendo un uso responsable de tus aparatos electrónicos.

El stand by puede ser tu aliado para momentos concretos, pero a la larga notarás el cambio si sigues estos consejos, además de las implicaciones positivas que conlleva el reducir el consumo eléctrico global para el planeta.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados