Cómo encontrar el inquilino perfecto para alquilar tu casa

Encontrar un buen inquilino para alquilar nuestra casa o nuestro piso no es tarea fácil, pero con estos sencillos consejos conseguirás evitar conflictos futuros.

Cómo encontrar el inquilino perfecto para alquilar tu casa
5 claves para conseguir el inquilino perfecto y mantenerlo

¿Buscas el inquilino perfecto? ¿Alguien que no se atrase en los pagos, cuide del estado de la casa y se preocupe por el bienestar de la comunidad?

Estas son las máximas preocupaciones de cualquier arrendador a la hora elegir un inquilino, si quieres reducir las posibilidades de encontrarte con estos problemas conviene tomar en cuenta ciertos aspectos.

A continuación de damos algunos consejos que te ayudarán a dar con el arrendatario ideal. Pero recuerda que igual de importante es encontrarlo como mantenerlo, ya que se trata de un activo bastante valioso para cualquier propietario.
 

5 claves para encontrar el inquilino perfecto



1. Estado de la propiedad

Está claro que si quieres encontrar al inquilino perfecto, tu casa o piso de alquiler tiene que estar a la altura de ese ocupante.

Es esencial que la propiedad cuente con la cédula de habitabilidad, que se encuentre en buen estado y que disponga de certificado de eficiencia energética correspondiente.

Además, es imprescindible que el piso esté presentable, limpio y bien amueblado. Piensa que cuanto más agradable y atrayente, más probabilidades tienes de que un buen inquilino se interese por la propiedad.



2. Legalidad

Si quieres poner tu casa o piso en alquiler, es imprescindible cumplir con la normativa vigente, por ejemplo, a la hora de realizar el contrato de arrendamiento es importante reunir todas las cláusulas legales establecidas en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Es esencial que asumas tus responsabilidades como propietario, así será mucho más fácil que el arrendatario también asuma las suyas.

Piensa que la mayoría de conflictos que se generan entre ambas partes derivan de la falta de conocimiento de esas obligaciones y derechos.



3. Estabilidad laboral

La estabilidad laboral y profesional es esencial si queremos un inquilino que page a tiempo y no se atrase. Sin embargo, actualmente no importa demasiado que nuestro candidato tenga un contrato indefinido sino más bien que acredite unos ingresos regulares.

Además es muy importante no dejarnos llevar por las apariencias, ya que éstas suelen estar muy lejos de la realidad y podrás llevarte alguna que otra sorpresa.



4. Referencias personales

Del mismo modo, que la estabilidad económica es importante, también lo es saber qué perfil de inquilino queremos para nuestro piso o casa de alquiler.

Pedir referencias personales o familiares nos ayudará a saber qué tipo de persona vamos a dejar entrar en nuestra propiedad, y sobre todo recuerda no dejarte llevar por las apariencias y dejar atrás los estereotipos.



5. Garantías adicionales

Además de la fianza, que es un depósito obligatorio fijado en la Ley de Arrendamientos Urbanos, existen otro tipo de garantías adicionales a las que puedes recurrir para salvaguardar el estado de tu propiedad, como por ejemplo, otro mes de alquiler, un seguro o incluso un aval bancario.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Artículos Recomendados

Artículos relacionados