¿Cómo elegir conexión a Internet? nuestros consejos

Saber cómo elegir conexión a Internet te permitirá tener el servicio que quieres y necesitas sin gastar de más.

¿Cómo elegir conexión a Internet? nuestros consejos
La gran variedad de velocidades y opciones puede confundir a algunos

Si nos fijamos en la oferta que había hace menos de una década, queda sumamente claro que hay muchísima más variedad en la oferta y calidad de servicios de Internet. Desde donde sea que estás leyendo esto, cada vez más proveedores se ocupan de ofrecer mayores velocidades a precios más bajos.

Pero la excesiva variedad no solo trae cosas buenas, especialmente para quien no sabe qué es lo que está buscando. Por eso antes de elegir proveedor, hay que saber cómo elegir conexión a Internet.

Es sumamente importante que conozcas las necesidades, tus hábitos de uso y cómo trabajan los diferentes proveedores. Solo entonces sabrás que es lo que más te conviene y podrás empezar a descartar opciones.

¿Quieres saber cómo elegir conexión a Internet? Estos tips te ayudarán

conexiones-a-internet

Define qué tipo de uso le darás al Internet

Una de las primeras cosas que debes tener claras para saber cómo elegir conexión a Internet es saber el tipo de usuario que eres o serás.

Si no haces más que navegar por sitios webs básicos, podrás enfocarte en ofertas que ofrezcan velocidades más bajas y ahorrar más dinero.

En cambio, si eres de los que tiene contratado algún servicio de streaming de series y películas, haces muchas descargas o ves muchos vídeos, debes mirar hacia las velocidades más altas. No te decimos que vayas directamente a contratar un servicio de 300 Mb, pero si empieces desde los planes de 100 Mb.

Evalúa los diferentes tipos de conexión disponible

Otra parte importante de saber cómo elegir conexión a Internet es conocer los tipos de conexiones disponibles: ADSL o fibra óptica.

Mientras la primera es considerablemente más económica y está disponible en mayor cantidad de lugares, la segunda ofrece velocidades de navegación mucho más altas. Mientras el ADSL solo llega hasta los 30 Mb, la fibra va hasta 300.

No te olvides de las velocidades de subida

Si compartes muchos archivos de peso considerable no debes olvidarte de la velocidad de subida, que pocas veces es promocionada en los sitios web de las compañías o en las llamativas ofertas que se encuentran.

Evidentemente, siempre será más baja que la velocidad de descarga, pero debes fijarte que no te ofrezcan velocidades demasiado bajas.

Busca opiniones sobre los proveedores

Otra parte importante de saber cómo elegir conexión a Internet pasa por pensar a futuro, específicamente en cómo será lidiar con tu proveedor de servicios.

Nos gustaría decirte que tu conexión nunca se caerá y que nunca tendrás que contactar a atención al cliente, pero tanto tú como nosotros sabemos que eso sería totalmente absurdo.

Afortunadamente, no te faltarán foros y sitios web en Internet donde los usuarios comparten opiniones y críticas sobre diferentes servicios. Aquí tienes un ejemplo.

Hacer esto te dará una idea más clara de cuáles proveedores debes descartar y cuáles trabajan mejor.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados