¿Cómo decorar un árbol de Navidad?

Llega la Navidad y tenemos muchas ganas de empezar a decorar la casa y llenarla de encanto navideño. Y el árbol de Navidad, es el primer paso. 

¿Cómo decorar un árbol de Navidad?
Prepárate para decorar tu árbol navideño



Cualquier puede adornar un árbol cuando llegue la Navidad, pero si deseas hacerlo bien, no vale cualquier método. ¿Quieres decorar tu árbol con gracia, estilo y elegancia? Asegúrate de vestir tu árbol con sutileza y con un toque clásico.

Planifica un poco lo que deseas y ponte manos a la obra para decorar tu árbol de Navidad. 



Consejos para decorar tu árbol de Navidad


Elige un árbol de Navidad

Es importante que elijas uno bueno porque debes considerar que éste es un lienzo. Si eliges un árbol desaliñado por mucho que lo decores no lucirá mucho.

Tanto si lo quieres natural como artificial  elige uno que tenga una buena forma, que tenga muchas ramas simétricas y espaciadas. Si optas por uno de imitación, asegúrate de que dar forma a las ramas para que no haya demasiado espacio entre ramas.

Si escoges uno natural, necesitarás una base con un recipiente profundo con agua hasta que vayas a colocar el árbol en su sitio. Si elijes uno artificial, podrías elegir uno con iluminación incluida y así te evitarás perder tiempo con las luces.



Decide el esquema de color


La segunda parte importante es la elección de colores. Decide uno y sé coherente para que tu árbol de Navidad sea bonito y armonioso. Los clásicos son el rojo y el verde. Puedes acentuar el verde con lazos y guirnaldas rojos, e incluso añadir detalles plateados y dorados. Con esta paleta de colores funcionan muy bien las luces verdes, rojas y blancas.

También puedes elegir la combinación azul, púrpura y plateada. Haz que tu árbol de Navidad imite a la nieve. Si decides estos colores, evita los colores rojos, amarillos o dorados. Pero las luces azules o blancas quedarán perfectas. Si quieres recalcar el toque invernal apuesta por los adornos plateados y blancos.

Los colores metálicos como el bronce, el plata y el dorado son muy fáciles de combinar y puedes jugar con los 3 a la vez para decorar tu árbol de Navidad. Si eliges estos, las luces blancas se verán geniales.

Si te apetece un árbol de Navidad algo más diferente. Puedes apegarte a colores que sean fríos con matices azules o cálidos, optando por matices rojizos.  

Si quieres que tu árbol navideño quede divino, junta adornos naranjas, rojos y dorados. Si te apetece el otro extremo, elige tonos verdes, azules, púrpuras y plateados.



Escoge un tema para tu árbol


Otro consejo para decorar tu árbol de Navidad es que  elijas un tema para escoger accesorios. Está claro que el tema de fondo es Navidad, pero hay que centrarse: decora con ángeles, con copos de nieve, cascanueces, Reyes Magos, Papá Noél, renos…

Así tu árbol será mucho más coherente y destacará. Y lo que es mejor, podrás ir coleccionando accesorios a lo largo de los años relacionados con los temas que te gusten.



Elige tus accesorios 


Ahora es el momento de sacar las esferas del armario o bien comprar nuevas. Hazte con un elegante juego para vestir tu árbol de Navidad. Suelen venderla en paquetes de 6 o 12. Las bolas son la base de cualquier árbol, así que hazte con un buen kit. 

Puedes incluso crear tu propio set dividido por materiales (cristal, madera, tela…) Pero lo recomendable es que elijas un color principal para los acabados básicos.

Y después, puedes ponerte creativo mezclando tamaños, texturas, motivos, brillos. Por ejemplo, el rojo y el verde tanto en mate o brillante pueden estar en cualquier árbol.

Los dorados y plateados son estupendos colores neutrales. Y no tengas miedo de añadir una nueva paleta de color para que predominen o bien el mismo esquema por ejemplo en tonos pasteles.  Experimenta con la mezcla de colores, acabados y texturas.

Si quieres que el árbol sea monocromático, para que el resultado sea bueno, procura tener bastante variedad dentro del color seleccionado. Combina matices, tintes de color y valores diversos y también, combina el mate con el brillo.

La selección de luces da muchos quebraderos de cabeza. Hay muchas formas y colores. Las pequeñas más básicas, son la mejor alternativa para la mayoría de las personas.  Son muy fáciles de colocar. Pero si eliges luces grandes, puedes colocar bombillas individuales como adornos navideños y espaciarlas bastante.

Otra opción que puedes combinar con las luces normales son las mini luces con distintas formas nada intrusivas.  Hay luces con silueta de témpano de hielo que podrían envolver el árbol y dejar algunas colgando. Si eliges las luces de color blanco sobre un árbol verde parecerá un encaje de boda.

No elijas luces con música ni parpadeos, y opta por un color que encaje con el esquema escogido. Una elección segura es el blanco o con tonos claros.



Decora empezando por las luces


Por último, te recomendamos que al decorar el árbol de Navidad empieces por las luces de arriba abajo. Después, pon los lazos o las guirnaldas. Lo que elijas dependerá de tus gustos. No elijas las tiras de oropel ya no están tan de moda.

Prueba en su lugar con guirnaldas más pequeñas, brillantes con pedazos de aluminio cortados, o incluso con forma de estrellas o árboles. 

Una vez escojas estos adornos, distribuye de forma uniforme a lo largo de las ramas externas. Y remata la decoración colocando algo en la punta.

Hay preciosos adornos de cristal con forma de estrella, pájaros, ángeles, lazos, flores, hoja de acebo…Elige el tuyo y deja tu árbol de Navidad completo.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados