Cómo crear una S.A. o sociedad anónima y qué implicaciones tiene

Cuando una empresa cuenta con varios socios hay que crear una sociedad anónima. Esta debe otorgarse en escritura pública e inscribirse en el Registro Mercantil.

Cómo crear una S.A. o sociedad anónima y qué implicaciones tiene
El capital social mínimo para constituir una S.A. es de 60.000 euros


En ocasiones es necesario crear una sociedad anónima, dos palabras que hemos visto muchas veces pero que no tenemos muy claro a qué se refieren exactamente ni lo pasos que hay que dar en caso de que queramos establecer una.

Pues bien, en este artículo vamos a ahondar en el término S.A., en sus características e implicaciones.
 


Qué es una sociedad anónima


Empezaremos por explicar qué es una S.A. Pues bien, se trata de una sociedad diseñada especialmente para casos en los que participen varios socios.

Es de carácter mercantil y el capital aportado por cada uno de los socios está dividido en acciones. De esta forma, ninguno de ellos responderá personalmente de las deudas sociales contraídas frente a terceros.

Las sociedades anónimas están reguladas por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

En esta norma se establece claramente que el nombre de las sociedades no pueden coincidir con otras ya existentes. También se especifica que el capital social mínimo para constituir una S.A. es de 60.000 euros.

 

Características de toda sociedad anónima


Otras características generales que deben cumplir todas las sociedades anónimas son la siguientes:
 
  • Debe haber un mínimo de un socio (S.A. Unipersonal). Si no es Unipersonal tiene que haber al menos 2 socios.
 
  • Se constituyen mediante escritura pública y en el documento deben aparecer los estatutos.
 
  • La actividad no puede empezar antes de que se otorgue la escritura de constitución.
 
  • Tienen que estar inscritas en el Registro Mercantil. Con dicha inscripción la sociedad adquiere personalidad jurídica. El plazo de inscripción es de dos meses a contar desde la fecha de constitución.
 
  • La duración es indefinida, salvo que en los estatutos se establezca otro plazo.
 
  • Las aportaciones de capital de los socios pueden ser en metálico o mediante aportaciones no dinerarias (bienes o derechos con un valor económico), pero no en forma de servicios o de trabajo.
 

Así es la escritura de una sociedad anónima


Retomaremos ahora el asunto de la escritura de constitución de las sociedades. En ella deben aparecer una serie de datos:
 
  • Datos personales de los socios: nombre, apellidos y edad si son personas físicas o razón social en caso de personas jurídicas.
 
  • Importe que cada socio aporta.
 
  • Cuantía de los gastos de constitución.
 
  • Estatutos. Deben incluir: denominación y objeto social, duración de la sociedad, fecha de inicio de la operación, domicilio social, capital social, número de acciones (con su valor nominal, clase y serie), estructura del órgano de administración, el número de administradores, fecha de cierre del ejercicio social y derechos especiales de los socios fundadores.
 
  • Datos personales de las personas que vayan a administrar la sociedad. 
 

Tributación de la sociedad anónima


Por último hay que recordar que toda S.A. debe tributar a través del Impuesto de Sociedades, con un tipo general del 25%. Para emprendedores es del 15% y para cooperativas, del 20%.

También te puede interesar:
 

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados