Cómo crear un jardín japonés en tu hogar

Para crear nuestro propio jardín japonés no necesitamos mucho sitio. Hay muchos tipos distintos y cada uno se adapta al tamaño de nuestro hogar. 
 

Cómo crear un jardín japonés en tu hogar
El Karesansui es lo que conocemos popularmente como jardín zen

Si hablamos de jardín japonés automáticamente pensamos en paz, tranquilidad, sosiego, un lugar donde relajarse o reflexionar, incluso en agua. ¿Siempre quisiste tener uno en casa, pero rechazaste la idea porque creías que no tenías espacio suficiente? Después de leer este artículo seguro que vuelves a sopesar esa idea.

Porque para crear nuestro propio jardín japonés no necesitamos ni siquiera tener un jardín. Como veremos a continuación, hay muchos tipos distintos y cada uno se adapta al tamaño de nuestro hogar. 
 


Jardín japonés: Karesansui



Jardín zen con piedras

Es lo que conocemos popularmente como jardín zen y podemos construir uno independientemente del espacio del que dispongamos. Lo único que debemos tener en cuenta son sus características principales:

•    Un grupo de tres piedras: una alta colocada de forma vertical, otra más baja también vertical y otra plana que pondremos en horizontal. 

•    Granito cortado.

•    Plantas: azalea, Mahonia Japónica y buxux.


 

Jardín japonés: Cha-niwa 



Jardín de té japones


El jardín de té es otro de los clásicos y también se adapta a cualquier tamaño de jardín. Entre sus elementos más característicos destacan el camino japonés, piedras, linterna japonesa y plantas como rododendros, peonías arbustivas, iris, Nandina doméstica, Buxux microphylla y Euonymus alatus.



 

Jardín japonés: Kaiyushiki


Kauyishiki


Más que un jardín es un paseo, por lo que en este caso sí que necesitaremos tener bastante sitio. El conjunto incluye arroyos, lagos, faros japoneses, puentes y hasta estanques.

Las plantas más características de este espacio son la Sophora japónica, Pinus parviflora, Magnolia stellata, Cornus Kousa, Ilex crenata y Cryptomeria japónica.
 

 


Jardín japonés: Shakkei-zukuri 



Se traduce como “el paisaje prestado” y como tal, es necesario disponer de un fondo natural que enmarque este jardín donde no pueden faltar un puente, piedras, un lago y una linterna japonesa.

Camellia japónica, arces, azaleas, Styrax japonicum y cercidiphyllum japonicum son las plantas que necesitaremos. 

 

Jardín japonés: Consejos 



Pero antes de lanzarnos a construir un jardín japonés conviene tener en cuenta algunos aspectos. Empezando porque no tienen hierba, sino musgo. En caso de que no podamos impedir que esta crezca, se puede utilizar como tapizante la conocida como helxine (alfombra japonesa). 

La perspectiva también es muy importante en cualquier jardín japonés y para ello podemos jugar con la colocación de las piedras y las plantas (las más pequeñas las dejaremos para colocar en la parte inferior).

Al fondo podemos poner las plantas como el bambú, el tejo, el pino, las peonías arborescentes o el árbol del Japón. En el primer plano irían las plantas bajas, como el musgo o los bambúes enanos.

Mientras, los helechos o el bambús de interior podemos dejarlos para conformar los bordes del jardín. Si queremos colocar plantas en el agua, las más indicadas son los helechos, las hostas o el lirio japonés. 
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados