Conservar la comida cocinada, ¿cuánto tiempo y cómo?

Conservar la comida cocinada, una medida efectiva para aprovechar los alimentos conociendo las grasas que llevan o cómo han sido cocinados.

Conservar la comida cocinada, ¿cuánto tiempo y cómo?
La comida no debe calentarse varias veces

Hubo un tiempo en el que los padres obligaban a sus hijos a comer lo que les ponían en el plato y si al niño no le gustaba tocaba merendarlo, cenarlo o desayunarlo al día siguiente. Una filosofía de vida orientada a futuro que las siguientes generaciones condenaron al ostracismo en favor de unos hijos consentidos y unos padres con menos problemas inmediatos… No obstante, conservar la comida cocinada aún se sigue haciendo, de momento…

Las sobras, ese clásico término peyorativo a menudo incomprensible. Si la comida que nos hemos preparado estaba buena y sobra algo, ¿mejor, no? Al que le gusta la ensaladilla rusa y sobra, pues ya tiene para la cena o comida del día siguiente algo que le gusta otra vez. Y tan ricamente. Pero para conservar esta comida cocinada habrá que tener en cuenta varios factores, como conocer las grasas de las que está compuesta o cómo ha sido manipulada y cocinada.
 

Conservar la comida cocinada varios días

Por poner un ejemplo romántico, de los de toda la vida, nada mejor que las lentejas. El eco del mítico “si las quieres las comes y si no las dejas” aún resuena en el inconsciente colectivo de varias generaciones.
 

Pasos para conservar la comida cocinada

conserva-de-alimentos-cocinados

#1.  Según se están terminando de elaborar, tendremos cerca a mano el tupper donde vamos a conservar la comida cocinada. En función de las raciones que queremos guardar elegiremos un tamaño de tupper u otro. Así, si solemos comer dos personas, pues guardamos la comida en uno para dos raciones.

#2.   Una vez se han cocinado las lentejas, echamos las dos raciones de ejemplo en el tupper, sin importar que estén hirviendo, y lo tapamos. Acto seguido levantamos ligeramente la tapa de tupper por una esquina para que salga la pequeña cantidad de aire que puede haber quedado en el interior.

#3.  Dejar el tupper en una ventana, terraza o jardín para que enfríe naturalmente. En caso de estar en verano, al meterlo en agua con hielo se enfría rápidamente. Hay que tener en cuenta que los alimentos ni deben estar caliente mucho tiempo ni calentarse varias veces.

#4. Para conservar la comida cocinada, una vez que está a temperatura ambiente, se guarda el tupper en la nevera en la zona más fría, a dos o tres grados. De esta manera se pueden mantener dos o tres días manteniendo intactas todas sus propiedades.

#5. Dependerá de la composición de cada comida cocinada que queremos conservar la duración de la misma en la nevera. Si lo que queremos es consumirla dentro de mucho más tiempo tendremos entonces que congelarla el mismo día que se elaboró. Debemos recordar que hay alimentos que no deben guardarse en la nevera, pues pierden parte de sus propiedades.

#6. Una vez que queremos consumir las lentejas, las sacaremos de la nevera y depositaremos las dos raciones una en cada plato. Cada uno de ellos debemos cubrirlo con una tapa de cristal y meterlo entre cuatro y cinco minutos en el microondas a poca potencia. Si se pone a máxima potencia nuestras molestias por conservar la comida cocinada no servirán para nada ya que sabrá a comida recalentada.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados