¿Cómo afecta la subida del Impuesto de Sociedades a las pymes?

Entre las medidas para que España cumpla con su compromiso de reducir el déficit público está elevar el Impuesto de Sociedades . La recaudación aumentará en más de 4.000 millones de euros.

¿Cómo afecta la subida del Impuesto de Sociedades a las pymes?
No se podrán fraccionar deudas generadas por el Impuesto de Sociedades o el IVA


España debe cumplir este año con su compromiso de reducir el déficit público al 3,1% del PIB. Pues bien, una de las medidas fiscales adoptadas el pasado mes de diciembre y orientadas a ingresar unos 7.000 millones de euros más, es elevar el Impuesto de Sociedades (se calcula que el ingreso por este concepto aumentará en unos 4.650 millones de euros).

Aunque más que subir el tipo nominal lo que ocurre es que las ventajas fiscales estarán más limitadas. Se limitará la compensación de bases negativas de años anteriores, se establecerán nuevos límites sobre la doble imposición internacional y las pérdidas de participaciones en entidades (tanto residentes como no residentes) no serán deducibles. 
 


Consecuencias del cambio en el Impuesto de Sociedades 


La prensa económica recoge en sus informaciones las consecuencias más significativas del Impuesto de Sociedades sobre las pymes.

A continuación resumiremos las más destacadas:
 
  • Compensación de bases imponibles negativas. Las pymes con un importe neto de su cifra de negocios (INCN) inferior a 20 millones de euros tendrán este año un límite del 70% de la base imponible previa a la reducción por reserva de capitalización y el mínimo de un millón de euros (en 2016 el límite era del 60%).
 
  • Exención de dividendos y de plusvalías obtenidas en la transmisión de participaciones en entidades no residentes.
 
  • Restricción para deducir las pérdidas por la transmisión de participaciones en entidades tanto residentes como no residentes.
 
  • Las pymes tendrán que integrar en la base imponible al menos la quinta parte de las pérdidas en ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2016 (así como en los cuatro ejercicios siguientes).
 
  • Se ha eliminado la opción de integrar rentas negativas de establecimientos permanentes en el extranjero (EP). Tampoco se pueden deducir rentas negativas por transmisión de EP, como ocurría hasta ahora. Sí podrá hacerse en el caso de cese.
 


Adiós al fraccionamiento de deudas por el Impuesto de Sociedades


Aparte de estas modificaciones en el Impuesto de Sociedades hay que recordar que hay cambios en el sistema de aplazamiento o fraccionamiento de deudas tributarias.

Desde ya no se pueden fraccionar ni aplazar las siguientes deudas: las del retenedor, las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes, las derivadas de tributos repercutidos y las derivadas de pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades o de tributos repercutidos, como puede ser el IVA.

A esto hay que sumar los cambios que entraron en vigor en 2016, como los inmovilizados intangibles o la Patent Box.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados