Guía para abrir una Cuenta

¿Quieres abrir una cuenta bancaria? En este artículo te guiamos sobre los pasos que tienes que dar para que elijas el producto que más te conviene.

Guía para abrir una Cuenta
Por lo general solo nos pedirán el DNI

Una cuenta bancaria es la herramienta de ahorro que todos usamos. Es el producto bancario más extendido, pero no por eso sabemos exprimir al máximo todas sus posibilidades.

Con un profundo análisis, vamos a ver qué tipo de cuentas existen (corriente, ahorro, nómina, vivienda, online...) y cómo podemos contratarla al precio más bajo.

Internet es una alternativa para abrir una cuenta porque ahorraremos gastos.

Aunque lo cierto es que todos los bancos se han sumado a la guerra de eliminar comisiones si domiciliamos nuestra nómina y algunos recibos básicos. 
 

Comparar a la hora de abrir una cuenta 


Por eso, a la hora de elegir la entidad que más nos conviene debemos comparar los costes de abrir una cuenta, principalmente:
  • Las comisiones de mantenimiento.
  • Las comisiones de administración.
  • Las comisiones por retirada de efectivo en los cajeros que no pertenecen a la entidad.
  • Los gastos de correo: muchas entidades nos cobran por enviarnos la documentación a casa.
  • Las comisiones por tarjetas de débito y crédito. 
  • Las comisiones por transferencias.

Si al final dudamos entre varias entidades que no cobran comisiones, tendremos que ver los productos que nos van a obligar a contratar para que abrir una cuenta nos salga gratis.

En el mejor de los casos solo nos pedirán que ingresemos la nómina o que tengamos un saldo mínimo. Otras exigirán que también domiciliemos varios recibos.

También debemos tener en cuenta el horario de atención al cliente o que tengan oficinas físicas cerca de nuestro domicilio a las que acudir en caso de tener un problema.

Además, en el caso de que la cuenta que queramos abrir sea remunerada, tendremos que ver dónde vamos a obtener más rentabilidad por nuestros ahorros.
 

Pasos para abrir una cuenta


En cuanto al proceso propiamente dicho, por lo general abrir una cuenta es un proceso fácil. Si decidimos hacerlo de la forma tradicional solo tendremos que acudir a la sucursal del banco o caja por el que nos hayamos decidido.

Lo más lógico es ir a la que tengamos más cerca de casa o el trabajo. Nos pedirán: el DNI (o NIE en caso de extranjeros) de la persona o personas que van a estar como titulares de la cuenta, la dirección postal, un número de teléfono de contacto y un justificante de la nómina.

Una vez rellenados todos los datos nos darán un contrato que tendremos que firmar no sin antes haberlo leído con detenimiento.

Si optamos por una cuenta online el proceso es igual o incluso más sencillo. Solo tenemos que entrar en la web de la entidad, buscar el producto que queremos contratar (en este caso el tipo de cuenta) y rellenar los campos con los datos personales que nos vayan pidiendo, incluido un correo electrónico.

También tendremos que crear una clave de seguridad que debemos memorizar, puesto que es con la que tendremos acceso a nuestra cuenta, tanto a través de la web como de las aplicaciones móviles.

Una vez hayamos completado todo, el banco nos enviará a casa un contrato que tendremos que firmar y reenviar junto con la documentación que nos pidan (suele ser una copia del DNI y poco más). 

Si quieres conocer todos los detalles sobre cómo abrir una cuenta bancaria, puedes echarle un vistazo a este manual que elaboramos hace ya algún tiempo.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados