Comida para llevar al trabajo: come bien y ahorra

Descubre las mejores ideas en comida para llevar al trabajo y disfruta de una dieta sana, casera y económica cada día de la semana, gracias a las recetas rápidas y fáciles de hacer que hoy te presentamos.
 

Comida para llevar al trabajo: come bien y ahorra
Las mejores recetas para disfrutar durante tu jornada laboral

Los tuppers están de moda, y si tú también lo quieres estar y deseas sumarte a la ola de aquellos que cada día los preparan con comida para llevar al trabajo, ya no te va a hacer falta seguir disfrutando de los tuppers de mamá, porque a continuación te presentamos las mejores recetas de comida para llevar al trabajo. Son fáciles y rápidas de elaborar, además de sanas y económicas. ¿Te las vas a perder?

Descubre las mejores recetas de comida para llevar al trabajo y aprende a cocinar platos variados y sanos para llevarte en tu tupper al trabajo. Sin duda, se trata de la mejor forma de ahorrar dinero en tu menú diario. 


Buenas ideas de recetas de comida para llevar al trabajo


Ensaladas

Se trata del plato más variado y fácil de elaborar, además te permite combinarlo con alimentos de todo tipo. Es posible hacer ensaladas de pasta, de lentejas, con pollo, con salmón ahumado, de arroz, garbanzos, cuscús, judías, quinoa, alubias…

Sin duda se puede complementar con una multitud de ingredientes para crear un plato único, o simplemente realizar una ensalada más sencilla que acompañe otros platos como carne o pescado.

Es recomendable añadir las salsas o aliños de las ensaladas, justo en el momento anterior al que van a ser ingeridas. Por lo que es recomendable llevar los condimentos por separado o el aliño listo en un pequeño tarro y vaciarlo sobre la ensalada un instante antes de consumirla.


Cremas y sopas

Las cremas de verduras son estupendas para tomar calentitas durante los meses más fríos y muy fáciles de elaborar. Con las verduras que más te gusten hervidas en agua un poco de sal y aceite y un toque de batidora estarán listas.

Además podrás congelar la cantidad que sobre y llevártela al trabajo otro día. En los meses más calurosos puedes cambiar las cremas de verduras por gazpacho o salmorejo. Se trata de recetas más fresquitas e igual de sencillas y saludables.

Te recomendamos que busques un buen tupper o un tarro que cierre bien, ya que al ser un alimento líquido puede que desde casa hasta el trabajo el menú te pegue un susto.


Legumbres

Las legumbres son un plato del que se puede disfrutar durante todo el año. En los meses fríos apetecen más en forma de cocido o potaje, pero estos platos requieren un mayor tiempo de elaboración y no siempre se cuenta con él para cocinarlos.

Otra forma de comer legumbres y aprovechar todo el valor nutricional que aportan a nuestro organismo, es comerlas en forma de ensalada.

Con hervir el tipo de legumbre que desees y añadirle unos vegetales y un aliño o salsa, conseguirás un plato rico en nutrientes para comer en el trabajo.


Pasta, arroz, cuscús y quinoa

Estos ingredientes pueden constituir la base de cualquier plato, ya que se pueden elaborar de forma rápida y sencilla. Podrás cocinarlos acompañados de vegetales, carnes, pescados o en ensaladas.

La combinaciones pueden llegar a ser infinitas, por lo que échale imaginación a tus platos y prepara exquisitos tuppers de comida en un momento. 


Quichés y empanadas

Hacer una quiché o una empanada no es nada difícil ni costoso si compras la masa que las da forma. Solo tendrás que mezclar los ingredientes que más te gusten, juntarlos a la masa y dejar que el horno haga su trabajo.

Estos platos son ideales para aquellos días que andas algo ajustado en el trabajo y que casi no tienes tiempo ni para hacer un descanso y comer. 


Carnes y pescados

Estos alimentos te pueden ofrecer infinidad de posibilidades de elaboración, aunque lo más sencillo y rápido es cocinarlos a la plancha y acompañarlos de una ensalada o alguna verdura o vegetal.

Recuerda que la carne y el pescado son alimentos que es importante cocinar bien.


Wraps y Sándwiches

Este menú es perfecto para esos días en los que no vas a poder tomarte un descanso para comer y que posiblemente tendrás que hacerlo mientras trabajas. Los sándwiches y wraps son muy sencillos y rápidos de elaborar, además te permiten la posibilidad de hacer diversas combinaciones.

Simplemente tendrás que elegir los condimentos que más te gusten, rellenar con ellos el interior del pan o las tortillas y disfrutar de tu comida mientras trabajas.


Postres

Lo más sencillo y saludable es llevar piezas de fruta. Pero también existe la posibilidad de tomar un yogurt u otro postre como por ejemplo un helado, unas natillas o gelatina. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados