Comida china: 5 recetas muy fáciles para hacer en casa

¿Sabías que no necesitas salir a comer fuera para disfrutar de una deliciosa comida china? Te presentamos 5 recetas super fáciles que podrás hacer en casa.

Comida china: 5 recetas muy fáciles para hacer en casa
Entre tus ingredientes no pueden faltar la salsa de soja, el jengibre y el aceite de sésamo

La versatilidad y el exótico sabor de la comida china ha provocado que poco a poco se haya extendido por todo el mundo, conquistado así nuestros paladares.

El dim sum, el arroz frito o el pollo con almendras, son algunos de los clásicos de la cocina china en nuestro país. Sin embargo, es posible cocinar éstos y otros muchos platos en tu propia casa, de manera fácil y mucho más saludable.

A continuación te presentamos algunas recetas de comida china con las que podrás sorprender a tus invitados y sin complicarte mucho en la cocina.
 

 

5 recetas de comida china fáciles y sanas


 

1. Dim sum

 

Comenzamos nuestro recetario de comida china con uno de los platos más típicos, sobre todo, al sur del país, el dim sum. Este plato suele servirse acompañado de una taza de té, y puede elaborarse con distintos ingredientes desde carne y marisco hasta vegetales e incluso frutas. 

Ingredientes

  • 500gr de carne de ternera picada
  • 1 paquete de masa para empanadillas
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de vino de arroz o vino blanco
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Cebollino fresco
  • Aceite de sésamo
  • Pimienta negra
  • Sal


Preparación

Picar el ajo y la cebolla. Pochar la cebolla en una sartén con un poco de aceite de sésamo, añadir el ajo y, cuando esté bien doradita, añadir el azúcar. Cocinar unos minutos hasta que se caramelice y reservar.

Una vez que la cebolla esté fría, mezclar con la salsa de soja, la clara y el vino de arroz. Salpimentar y elaborar cada empanadilla con una cucharadita de relleno.

Cerrar las empanadillas haciendo pequeños saquitos. Utilizar una tiras de cebollino para atar los saquitos y que no se escape el relleno.

Cocinar las empanadillas al vapor, y servir acompañadas con un poco de té y salsa de soja.
 

2. Sopa de maíz y pollo  

Una de las sopas más sencillas de la gastronomía china es esta de maíz y pollo. Un plato ideal para que tus invitados entren en calor, y además una receta económica y rápida de preparar.

Ingredientes

  • 1 litro de caldo de pollo
  • 200gr de pechuga de pollo
  • 200gr de maíz
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 1 clara de huevo
  • 1 diente de ajo
  • Salsa de soja
  • Jengibre fresco
  • Pimienta Negra
  • Sal


Preparación

Mezclar en un vaso la fécula de maíz con un poco de caldo de pollo frío.

Incorporar el resto del caldo en una cazuela junto con la pechuga de pollo, el ajo pelado y un trocito de jengibre. Cocinar a fuego lento durante 15 minutos aproximadamente, hasta que el pollo esté bien hecho.

Retirar la pechuga, el ajo y el jengibre de la cazuela. Desmenuzar el pollo con los dedos y volver a incorporarlo a la sopa. Añadir también el maíz dulce y la fécula de maíz. Remover bien y cocinar a fuego lento durante 5 minutos.

Salpimentar al gusto y dejar cocinar un par de minutos más. Añadir la clara de huevo poco a poco y remover constantemente, verás que comienzan a formarse finitos hilos de huevo.

Retirar del fuego y servir la sopa caliente con unas gotitas de salsa de soja.
 

3. Arroz tres delicias

 

Otro clásico de la comida china es el arroz tres delicias, un plato delicioso que también nos puede servir como acompañamiento de carnes y pescados.

Ingredientes

  • 300gr de arroz basmati
  • 150gr de gambas peladas
  • 75gr de guisantes
  • 1 zanahoria
  • 2 lonchas gruesas de jamón cocido
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Aceite de sésamo


Preparación

Cortar la zanahoria en dados pequeños, y cocer con un poco de agua y una pizca de sal. Trocear también el jamón cocido en tacos y reservar.

Batir los huevos junto con el azúcar y cocinar una tortilla a la francesa. Si ves que va a quedar un tortilla muy gruesa, es preferible que hagas dos, ya que la idea es quede muy finita, tipo crepe. 

Cocer el arroz basmati aproximadamente unos 10 minutos.

Saltear las gambas en una sartén con el aceite de sésamo, añadir el arroz bien escurrido junto con la salsa de soja, e incorporar el resto de los ingredientes, la zanahoria cocida, los guisantes, la tortilla cortadita y el jamón cocido.

Mezclar bien todos los ingredientes, ¡y listo!
 

4. Noodles con verduras y gambas salteadas

Los woks de noodles están muy de moda en la cocina Europea y la verdad es que gustan a todo el mundo. Además, se pueden cocinar con una amplia variedad de ingredientes. A continuación te presentamos una receta de noodles algo más saludable, con verduritas salteadas y gambas.

Ingredientes

  • 250gr de noodles de trigo
  • 150gr de gambas peladas
  • 200ml de caldo de verduras
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • ½ calabacín
  • 12 champiñones frescos
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Cebollino fresco
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de sésamo


Preparación

Cortar la cebolla, los pimientos y la zanahoria a la juliana, y laminar los champiñones.

Echar un chorro de aceite de sésamo en una sartén o un wok y, cuando esté caliente, añadir la cebolla. Remover bien e incorporar los pimientos y la zanahoria. Seguir removiendo y añadir los champiñones laminados.

Sin dejar de remover, añadir el caldo de verduras y la salsa de soja. Una vez que empiece a hervir, incorporar los noodles y mezclar con el resto de ingredientes.

Cuando los noodles estén listos, salpimentar al gusto y servir.


5. Pollo con almendras

 

Entre nuestras recetas de comida china no podía faltar el clásico pollo con almendras, el favorito de muchos e imprescindible en nuestro menú oriental.

Ingredientes

  • 400gr de pechuga de pollo
  • 150gr de almendras crudas
  • 200ml de caldo de pollo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde         
  • 1 cebolleta
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 diente de ajo
  • Vino tinto
  • Aceite de sésamo


Preparación

Trocear el pollo, la zanahoria, el pimiento y la cebolleta. Picar los ajos y rallar el jengibre en caso de que éste sea fresco.

Echar un chorrito de aceite de sésamo en la sartén o wok, dejar que se caliente y añadir el pollo. Remover y saltear hasta que se tueste un poquito, y reservar.

Saltear en la misma sartén las almendras y reservar.

Añadir otro chorrito de aceite a la sartén, saltear el ajo y el jengibre unos minutos, y añadir el resto de las verduras, la zanahoria, el pimiento y la cebolleta.

Incorporar el pollo, remover la mezcla y añadir un chorrito de vino tinto y la salsa de soja. Echar el caldo de pollo y cocinar hasta obtener una salsa más espesa.
 

Si te encanta la cocina oriental y quieres descubrir más recetas, aquí podrás conocer algunos de los platos japoneses más sencillos y fáciles de preparar.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados