Para que te conviertas en experto, comenzamos con las finanzas básicas

Nadie nace sabiéndolo todo, y, cuando está relacionado con dinero, menos. Te explicamos, a continuación, algunos conceptos sobre las finanzas básicas.

Para que te conviertas en experto, comenzamos con las finanzas básicas
¡Es más fácil de lo que parece!

Si eres de aquellos que cada vez que oye la palabra "finanzas", se asusta porque, además de saber que tiene que ver con tu dinero, no entiendes mucho, entonces este artículo es el correcto para ti. ¿Por qué? Porque, aunque hablar de todo sea imposible en un solo artículo, vamos a darte luces sobre las finanzas básicas.

¿Qué son las finanzas?


Las finanzas se definen como una ciencia que, debido a la creatividad que a veces aplicamos, más parece un arte, para administrar el dinero. Administrar, en este caso, tiene que ver con decisiones y movimientos de transferencia de dinero entre individuos, empresas y gobiernos, a través de determinadas formas e instrumentos.

Para darse esta administración, es obvio que necesitamos un administrador. Y en este caso un administrador, es la persona encargada de generar riqueza para los accionistas de la empresa para la que presta servicio.

Su trabajo es analizado de forma diferente, por lo que es medido en función de rendimiento por acción a valor en libros y rendimiento por acción a valor de mercado.

¿Qué otros conceptos de finanzas básicas son importantes?


Para no dejar nada al acaso y, para no perder la idea inicial de convertirte en un experto en finanzas, por lo menos, finanzas básicas, te enseñamos los siguientes términos:

  • Finanzas personales: como su nombre lo dice, es aplicar el concepto, procesos e instrumentos de las finanzas en tu vida, o a la de una familia. En este caso no es obligatorio la existencia de un administrador, no externo, pero es aconsejable.
  • Aquí, los ingresos tienen que cubrir cosas básicas como: educación, salud, alimentación, transporte, etc.; así como parte de las finanzas son los cheques, las cuentas de ahorro, las tarjetas de crédito, los préstamos, los impuestos, etc.;
  • Presupuesto: aplicado a una persona, familia o empresa, es, resumidamente, un plan integrador y coordinador, que se expresa en términos financieros respecto a las operaciones y recursos, para alcanzar las metas de un periodo determinado;
  • Rendimiento: cantidad que recibes, o en el caso de una familia son los padres, quien (quienes) invierte (n), es decir, una tasa de interés sobre el capital original;
  • Riesgo financiero: está siempre a la espera, y este existe al no cubrir los costos financieros. No olvidar que está asociado al crecimiento de los costos financieros fijos de la familia o empresa, a cambio del cual se obtiene un incremento superior al estipulado previamente;
  • Incertidumbre financiera: como el nombre lo indica, es el estado de alerta en que nos mantenemos cuando se hacen determinadas elecciones financieras y no se tiene un registro de eventos anteriores, por lo que no sabemos las consecuencias de la misma;
  • Gastos financieros: todos los gastos que realizamos nosotros como individuos, o una familia o también una empresa, para la obtención, uso o devolución de capitales;
  • Inversiones: es la colocación del dinero en determinados procesos con el fin de que este, indiferente de cual proceso, nos permita obtener algún rendimiento futuro;
  • Ahorro: aunque pertenezca a las definiciones de finanzas básicas, no hay nadie, ni un niño, que no sepa lo que es. Si lo vemos siempre como algo doloroso, que nos cuesta a fin de mes, en las finanzas lo definen como aquella parte de los ingresos que no se destina a la compra de bienes y consumos.

Aprovechamos estos dos últimos conceptos de finanzas básicas para invitarte a leer, o releer, nuestro artículo sobre cómo ahorrar dinero. Si deseas, compártelo y ayuda a otros a ahorrar para no perder la oportunidad de vivir más y de la mejor manera posible.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados