Combinación de colores: 7 que nunca fallan

Una buena combinación de colores es fundamental para conseguir crear distintos efectos en la decoración y darle mayor personalidad a nuestro hogar.

Combinación de colores: 7 que nunca fallan
Una de las claves para crear más vida y armonía es el contraste

La combinación de colores es un factor decisivo a la hora de decorar la casa. A través de los colores podemos crear distintos ambientes e incluso ganar más espacio dando una mayor sensación de amplitud.

Para conseguir la combinación ganadora para nuestro hogar es importante saber jugar con los distintos tonos, pero no solo de las paredes, sino también con los muebles, los textiles y el resto de accesorios.

El problema es que muchas veces para no errar o saturar demasiado la decoración no nos atrevemos a combinar demasiados colores y nos decantamos por lo más fácil, los tonos neutros. Sin embargo, siguiendo unas sencillas reglas podemos conseguir un resultado mucho más estético y atractivo.

Lo principal es elegir un color predominante y otros dos secundarios, uno de los secundarios apenas debe representar unas pocas pinceladas de color en la estancia.

Puede parecer fácil, pero tenemos que ser cuidados. Para ayudarte, a continuación te damos 7 combinaciones de colores infalibles.
 

7 combinaciones de colores para tu hogar



1. Blanco y un color neutro

La combinación de colores más básica y sencilla es la del blanco con otro color neutro que puede ir desde los tonos grises hasta los tierra, como el color crema o el beige.

A pesar de que esta sea una propuesta sencilla, para conseguir un resultado más atractivo y sofisticado debemos aportar pequeños toques de color con algunos complementos decorativos.

Recuerda que estos tonos ayudan a resaltar la madera, así que opta por muebles de este material, que además ayudarán a crear un ambiente cálido y acogedor. También puedes añadir algún detalle de color intenso, como por ejemplo, una planta.



2. Rojo y beige

Otra combinación de nunca falla es el rojo y el beige. Estos colores aportan calidez y equilibrio al espacio, sin embargo, dependiendo del tono que elijas conseguirás distintos efectos.

Por ejemplo, los rojos más apagados, como puede ser el marsala, funcionan genial en ambientes más clásicos y sofisticados, mientras que los tonos más vivos son ideales para espacios modernos.

Si quieres optar por un estilo moderno, también puedes combinar el rojo con grises e incluso con negro.



3. Verde menta y rosa

Esta combinación de colores es ideal para los estilos más romántico, sobre todo en sus tonos pasteles. El color menta aporta frescor y luminosidad a la estancia, mientras que el rosa le da un toque más cálido y romántico.

Si quieres darle un aire retro o vintage, también puedes combinarlos con muebles de madera y distintas piezas decorativas más antiguas. 

Estos tonos aportan alegría y energía por lo que quedan genial en dormitorios infantiles y juveniles, aunque también puede quedar bien en una sala de estar.



4. Gris y rosa

El rosa empolvado también queda genial con los tonos grises, y puede aplicarse tanto en espacios modernos como en espacios más clásicos o incluso vintage.

Esta combinación crea un ambiente envolvente y relajante, y si además añadimos unos muebles de madera clara conseguiremos un estilo mucho más elegante.

Para darle algunas pinceladas de color a la estancia puedes apostar por accesorios de tonos cobrizos, ya que queda genial con estos ambas tonalidades.



5. Gris y amarillo

El gris y el amarillo también son una de las combinaciones más infalibles, aunque si no te atreves con los tonos más vivos puedes optar por usar un amarillo mostaza.

El mostaza aportará luminosidad al espacio pero también estilo y personalidad, ya que se trata de un tono más atrevido y elegante. Puedes combinarlo con una base blanca y tonos grises más claros o azulados.

Recuerda que tampoco conviene que satures demasiado la estancia, así que si no te la quieres jugar, lo ideal es que utilices este color en una pared o en algunos accesorios decorativos.



6. Azul y dorado

Para los más valientes traemos una combinación de colores mucho más atrevida y audaz, ideal para estilos más clásicos y señoriales pero también para ambientes modernos y vanguardistas, se trata del azul y el dorado.

El azul oscuro queda genial con tonos cálidos, naranjas y amarillos, pero la combinación con dorado aporta más elegancia y serenidad con un toque vivaz.

Pero si buscas algo más sutil, puedes combinar el azul con el blanco o con colores crema, añadiendo pinceladas de color dorado en tonos más viejos y apagados.



7. Blanco y negro

Acabamos con una mezcla de colores que es una apuesta segura, el blanco y el negro. Si sabemos combinar bien estos colores, con los complementos y estampados adecuados podemos lograr grandes resultados.

Esta combinación aporta un toque elegante a la decoración, pero para conseguir un poco más de calidez podemos añadir algún mueble de madera.

Lo bueno es que el negro y el blanco nos permiten añadir cualquier otro color, ya que son muy fáciles de combinar. Puedes optar desde por tonos azules o verdes hasta rosas o violetas.
 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: