Colegiación de abogados: ¿es obligatoria o no?

La nueva Ley de Colegios Profesionales de 2014 establece la obligatoriedad de la colegiación de abogados para poder ejercer la profesión en nuestro país.

Colegiación de abogados: ¿es obligatoria o no?
El TS: "un abogado es aquella persona que se incorpora a un Colegio de Abogados"

Que sí, que no... El debate de si es obligatoria la colegiación de abogados continúa. Por una parte tenemos a los defensores, quienes recuerdan que la abogacía es una de las profesiones incluidas en la nueva Ley de Colegios Profesionales de 2014.

La normativa también indica que los abogados pueden ejercer en todo el país y en los estados miembros de la UE aunque solo estén inscritos en un Colegio Profesional. Este hecho facilita la movilidad laboral de los profesionales y la libre elección de un letrado por parte de los clientes.

Incluso el Tribunal Supremo estable en su jurisprudencia que un abogado es “aquella persona que en posesión del título de licenciado en derecho (...) se incorpora a un Colegio de Abogados (...) y efectúa los actos propios de esta profesión, tales como consultas, consejos o asesoramientos, arbitrajes de equidad o de derecho, conciliaciones, acuerdos y transacciones, elaboración de dictámenes, redacción de contratos y otros actos jurídicos en documentos privados, práctica de particiones de bienes, ejercicio de acciones de toda índole ante las diferentes ramas jurisdiccionales y, en general, defensa de intereses ajenos judicial o extrajudicialmente". 

 

Detractores de la colegiación de abogados



Por otra parte tenemos a los detractores, quienes afirman que la colegiación de abogados no debe ser obligatoria porque  “es un atentado a la libertad individual, a la libre competencia y al derecho de asociación reconocido a nivel constitucional”. Este argumento lo hemos visto en varias publicaciones, como este artículo de elderecho.com.

En esta misma información también podemos leer afirmaciones como que la existencia de los Colegios de Abogados no tienen nada  que ver con el ejercicio de la profesión, puesto que seguiría habiendo abogados aunque desaparecieran los colegios. Y continúa defendiendo que, objetivamente, un abogado no va a tener más conocimiento por el simple hecho de estar colegiado. 

En cuanto al control deontológico que ejercen los colegios, el autor asegura que sería suficiente con que hubiera una norma que lo regulara.
 


La colegiación de abogados “no es una falta penal”




Con respecto a la obligatoriedad o no de estar colegiado para ejercer como abogado, la Audiencia Provincial de Madrid ya ha dictado sentencia sobre un caso ocurrido hace un par de años.

En ella establece que la no colegiación “no es siquiera una falta penal, sino una cuestión de orden disciplinario”. Y, por tanto, ejercer de abogado sin pertenecer a un Colegio Profesional “ no supone un delito de intrusismo”.

 

Requisitos para la colegiación de abogados




Por lo que respecta a la regulación del título de abogado, la ley 34/2006 establece tres requisitos para poder acceder a un Colegio Profesional:

1. Haber realizado un Máster de Acceso a la Abogacía. Por tanto, ya no vale solo con el título, sino que hay que realizar un curso específico.

2. Pasar por un periodo de prácticas.

3. Realizar una prueba de acceso.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados