Colchones viscoelásticos, ventajas y desventajas

Los colchones viscoelásticos tienen efecto memoria. Se adaptan a la forma de nuestro cuerpo, lo que favorece el descanso.

Colchones viscoelásticos, ventajas y desventajas
Son más caros que los de muelles, pero duran más tiempo

Los colchones viscoelásticos se popularizaron hace ya algunos años gracias a su efecto memoria. Se adaptan a la forma de nuestro cuerpo, lo que favorece el descanso. Tienen además otras ventajas que listaremos a lo largo de este artículo, en el que también mencionaremos la parte menos buena de este producto.
 

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Empezamos por las ventajas. Los colchones viscoelásticos tienen una serie de características muy positivas:

  • Ofrecen un buen nivel de adaptabilidad a nuestro cuerpo, por lo que son muy confortables.
  • Como el cuerpo tiene una mayor superficie de contacto, los puntos de presión se reducen. Y eso se traduce en un mejor descanso.
  • Cuando compartimos cama con otra persona se adapta a cada una. Cuando una de ellas pesa mucho más la otra no acaba rodando hacia su lado como ocurría con otros colchones.
  • Mientras dormimos no notamos los movimientos de la otra persona.
  • Como se adapta a los lugares adecuados, son perfectos para aquellas personas que tienen que pasar mucho tiempo en la cama.
  • Ofrecen una firmeza intermedia óptima, pues son más blandos que los de muelles y más duros que los de látex.
  • Ayudan a reducir los dolores articulares, musculares, lumbares y de la columna vertebral a quienes los sufren (esto es porque mantienen una correcta alineación de la espalda).
  • Son resistentes a los ácaros, por lo que están indicados para personas que sufran de alergia.
  • Ventilan bien, así que pueden ir apoyados tanto en somieres como en bases tapizadas.
  • Su vida útil es más larga que los de muelles.

 

Inconvenientes de los colchones viscoelásticos

Pero no todo es perfecto. A la hora de comprar un colchón viscoelástico también debemos tener en cuenta la parte negativa. A saber:

  • Son más caros que los de muelles.
  • Son muy pesados, por lo que cuesta mucho trabajo moverlos y darles la vuelta.
  • Aportan más calor a la cama, algo que notaremos sobre todo en verano. No obstante, hay modelos que ya incorporan soluciones tecnológicas que minimizan esa sensación de calor.
  • Esa sensación de ingravidez que algunas personas adoran es molesta para otras. No se recomiendan, por ejemplo, a quienes sufren de vértigo.

 

Historia de los colchones viscoestálicos

Los colchones viscoélásticos son una variedad de los colchones de espuma. Concretamente, están hechos de espuma viscoelástica, un material que empezó a comercializarse en nuestro país en la década de los 90. Sin embargo, la NASA ya lo desarrolló hace más de 40 años para mejorar la seguridad de los cojines de las lanzaderas. Entonces llamaron a ese material “espuma lenta de recuperación rápida”.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados