Cocochas de bacalao, la receta tradicional vasca

Hoy aprenderemos a hacer una riquísimas cocochas de bacalao al pil pil, un plato marinero típico del País Vasco.

Cocochas de bacalao, la receta tradicional vasca
Lo ideal es utilizar una cazuela de barro y bacalao fresco

La cococha (o kokotxa, en euskera) de los pescados es la parte inferior del mentón. Las de merluza se utilizan mucho, pero hoy aprenderemos a hacer una riquísimas cocochas de bacalao al pil pil, un plato marinero típico del País Vasco.
 

Ingredientes para las cocochas de bacalao al pil pil

¿Nos ponemos manos a la masa? Lo primero es hacer acopio de los ingredientes. Para 4 personas necesitaremos:

  • 24 cocochas de bacalao fresco
  • 4 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • Aceite de oliva virgen
  • Perejil fresco
  • Vino blanco (opcional)
  • Sal

 

Elaboración de las cocochas de bacalao al pil pil

Su preparación es bastante fácil y rápida, así que no tengas miedo a la hora de enfrentarte a esta receta. Solo hay que seguir los siguientes pasos:

1. Limpiamos las cocochas de bacalao y les quitamos el exceso de piel si no lo han hecho en la pescadería.

2. Sazonamos con sal (al gusto) por las dos caras. Reservamos.

3. Pelamos los dientes de ajo y los laminamos. También lavamos y picamos las hojas del perejil.

4. En una cazuela amplia (lo ideal es que nos quepan todas las cocochas sin quedar amontonadas), mejor si la tenemos de barro, ponemos a calentar un buen chorro de aceite de oliva y echamos los ajos y la guindilla. Calentamos a fuego medio hasta que los ajos se hayan dorado un poco. Entonces los retiramos de la cazuela y los reservamos. Si por lo que sea los ajos se nos queman los desechamos para que no nos den un sabor amargo al plato.

5. Apartamos el aceite del fuego para que pierda algo de temperatura y colocamos las cocochas, con la piel hacia arriba. Ponemos al fuego y esperamos hasta que empiecen a soltar la gelatina (saldrán unos puntitos blancos). En ese momento damos la vuelta a las cocochas y las retiramos del fuego para que templen.

6. Rectificamos de sal y ligamos la salsa. Para hacerlo tenemos que quitar la mitad del aceite y movemos la cazuela con movimientos circulares. Vamos añadiendo aceite según vaya espesando la salsa.

7. Cuando veamos que la salsa ha ligado vertemos un chorro de vino blanco y volvemos a mover la cazuela.

8. Encendemos de nuevo el fogón, a una temperatura media, y calentamos las cocochas de bacalo nuevamente. Podemos servirlas inmediatamente o guardarlas en la nevera para el día siguiente.

9. A la hora de servir decoramos con los ajos que teníamos reservados y con el perejil picado.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados