Cómo cobrar un pagaré al portador

Si necesitas cobrar un pagaré al portador y no sabes cómo hacerlo no dejes de leer estas líneas, porque aquí te contamos todo lo necesario.

 

Cómo cobrar un pagaré al portador
Descubre si presentan complicaciones y cómo cobrarlos

Antes de cobrar un pagaré al portador te recomendamos que eches un vistazo a este artículo.

Porque aquí vas a encontrar la información que necesitas para hacerlo sin problemas.

Aunque es una forma de pago/cobro que ya no se emplea mucho, debes conocer en qué consiste y si tiene riesgos.

Sigue leyendo y averigua todo sobre cobrar un pagaré al portador.

Lo importante en estos casos es estar muy bien informado.
 

¿Qué es un pagaré al portador?

Un pagaré al portador es un título que funciona como una promesa.

En la cual una persona adquiere el compromiso de pagar una cantidad de dinero determinado en una fecha específica a quien sea la persona que tenga propiedad de dicho título.

Se diferencian del pagaré nominativo en el hecho de que pueden ser cobrados por cualquier persona.

Y respecto de los cheques en que hay una fecha especificada a partir de la cual puede hacerse el cobro.
 

¿Por qué son tan pocos recomendables?

 
Para empezar, por concepto, son títulos bastante arriesgados. Ya que son simplemente una promesa de pago a quien sea que tenga en las manos el pagaré.

Si lo pierdes, o te lo roban entonces otra persona cualquiera podría – en teoría – hacer efectivo el cobro.

Además, la Ley Cambiaria y del Cheque establece que nunca debe ser emitido un pagaré al portador, siempre deben ser nominativos.

Al no estar contemplados dentro de la legalidad, no existen garantías de que el cobro se pueda hacer ni posibilidades de reclamar ante los organismos pertinentes en caso de alguna eventualidad.
 

Casos en los que puede cobrarse un pagaré al portador


A pesar de que estos pagarés están asociados a dinero negro, no es necesariamente siempre el caso. Aunque está condenado por la ley, hay ciertas condiciones en las que puede cobrarse.
 
  • Por una cuenta corriente

La más sencilla de las maneras para cobrar este tipo de títulos es hacerlos efectivo en una cuenta corriente.

De esta manera, al quedar un rastro del movimiento de dicho dinero queda una prueba de que no se está tratando de defraudar a Hacienda, o de ocultar algún dinero proveniente de fuentes sospechosas.
 
  • Por ventanilla
También hay maneras para cobrar estos pagarés por ventanilla, pero existen más dificultades.

En este caso el banco podrá exigir identificación de quien emite el documento para comprobar que no haya indicios de fraude fiscal o lavado de capitales.

Si los pagarés son superiores a los 3 mil euros, deben ser firmados en la parte posterior y se debe presentar identificación del emisor al momento del cobro.

Si son superiores a los 100 mil euros, debe hacerse toda declaración necesaria para que no queden dudas de la legalidad del movimiento.
 

¿Qué te aconsejamos?

 
Como todos los especialistas que encontrarás en internet o en cualquier lugar, lo mejor es que evites cualquier situación problemática trabajando con pagarés nominativos, ya sea emitiéndolos o recibiéndolos.

Estos documentos, como sólo pueden ser cobrados por una persona física o jurídica, dejan todo mucho más claro, están aprobados por las leyes correspondientes y son más fáciles de cobrar en cualquier entidad bancaria.

Además, en caso de algún impago tienen fuerza ejecutiva, algo que no existe cuando el pagaré es al portador.

 
También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados