Clientes morosos, 5 consejos para evitarlos

Clientes morosos, un mal endémico que sufren a menudo los trabajadores autónomos y las pymes, pues les resulta complicado cobrar sus facturas.

Clientes morosos, 5 consejos para evitarlos
Las Administraciones Públicas también pueden ser morosas

Si ya es complicado salir profesionalmente adelante tanto para los trabajadores autónomos como para las pymes, cuando el trabajo realizado no se cobra o tarda demasiado en abonarse, la situación se vuelve desesperada. Y es que los clientes morosos pueden ser tanto las Administraciones Públicas como empresas privadas.

En el reciente análisis de datos trimestral de la Asociación de Trabajadores Autónomos, ATA, se analizaba el plazo medio de pago por parte de ayuntamientos con más de 40.000 habitantes.

Así, por ejemplo, el ayuntamiento de Jaén suele tardar unos 19 meses en pagar sus facturas; el de Parla 15 meses y el de Alcorcón 13 meses. Y eso que según la Ley de Morosidad, el tiempo máximo para abonar una factura por parte de las Administraciones Públicas es de 30 días, mientras que las empresas tienen hasta 60 días.

La mejor forma para hacer frente a los clientes morosos por parte de los trabajadores autónomos y las pymes es seguir una serie de recomendaciones, las cuales al menos ayudarán a ser más precavidos.

5 Consejos para evitar clientes morosos

 

1.  Tener conocimiento y referencias de la empresa

Es fundamental conocer bien la empresa con la que se va a trabajar. Pero no solo visitando su página web y opiniones favorables en internet, sino también investigando en el Registro de la Propiedad y en el Registro Mercantil. Así tendremos certeza de que la compañía está registrada y sus datos son correctos.

2.  Realización de informe

Se trata de una manera seria de tener información detallada referente a la empresa con la que se vaya a contratar. En él aparecerá el análisis de expertos sobre cuestiones tan importantes como la liquidez o el posible retraso en el pago. Sin duda una buena precaución contra clientes morosos.

3.  Realización de un pago por adelantado

Bien de la cantidad total (que no suele ser lo habitual), bien de al menos un porcentaje importante del coste total. Es la mejor manera para evitar clientes morosos y que los trabajadores autónomos y las pymes se queden sin cobrar.

4.  Establecer condiciones específicas en el contrato

Una manera interesante es elaborar un riguroso proceso de facturación, donde se esté siempre al tanto del vencimiento de cualquier factura. Será un efectivo sistema para que los clientes respondan de sus obligaciones.

5.  Seguro de crédito

Es una manera efectiva de protegerse contra posibles clientes morosos gracias al pago de un seguro que adelanta el abono de facturas, pasándole al asegurador el riesgo de impago.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: