¿Qué dice la legislación sobre cinturones de seguridad?

Todos saben que su uso es obligatorio y necesario, pero son muchos los que desconocen exactamente lo que dice la legislación sobre cinturones de seguridad.

¿Qué dice la legislación sobre cinturones de seguridad?
El cinturón de seguridad es la mayor medida de seguridad que se puede tomar en un vehículo

Hasta una persona que nunca ha estado tras el volante sabe que el uso del cinturón de seguridad es obligatorio. Tanto la legislación española como la europea, han convertido a este elemento en uno que debe usarse en absolutamente todos los vehículos.

Específicamente, la legislación sobre cinturones de seguridad dice que “El conductor y los ocupantes de los vehículos estarán obligados a utilizar, debidamente abrochados, los cinturones de seguridad homologados, tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas”.

Sin embargo creemos que no solo vale quedarnos con este fragmento de uno de los artículos de reglamento (el 117), sino que también conviene conocer otros puntos, como alguna posible excepción o escenarios/vehículos particulares.

La legislación sobre cinturones de seguridad, al detalle

 

¿Hay una excepción?

El artículo de la legislación sobre cinturones de seguridad que citamos hace apenas unas líneas, y que forma parte del nuevo artículo 117 del Reglamento General de Circulación, establece una pequeña excepción.

Específicamente establece que su uso “no será exigible en aquellos vehículos que no los tengan instalados”.

Los sistemas de retención infantil

cinturon-seguridad-ninos

La seguridad de los niños pequeños es un tema sensible que la legislación sobre cinturones de seguridad toca al detalle. Y, probablemente, el que menos conozca la gente.

En el primer punto del artículo 117 del Reglamento se establece que “En todo caso, los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar sistemas de retención infantil”.

Estos sistemas deben ser homologados y deben estar adaptados también a la talla y el peso de quien los vaya a ocupar, ya que un buen agarre hace siempre la diferencia. Además, deben ser instalados “siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante a través de un manual, folleto o publicación electrónica. Las instrucciones indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura”.

La legislación también fija que los niños deben situarse siempre en los asientos traseros, salvo que en el vehículo no los haya, no se pueda instalar un sistema de retención infantil o los mismos ya estén ocupados por otros niños. Cuando estos sistemas se instalan en el asiento delantero se deben orientar hacia atrás y se debe desactivar el airbag.

Vehículos de más de 9 plazas

Los vehículos de gran tamaño tienen una mención específica en la legislación sobre cinturones de seguridad, debido a que se suelen usar para el transporte de personas.

Específicamente, se indica que el conductor, el guía o la persona a cargo del grupo deben informar a los pasajeros sobre la “la obligación de llevar abrochados los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados”.

La sanción por incumplimiento

La legislación sobre cinturones de seguridad establece claramente que “No hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección” se considera una infracción grave. (Artículo 78 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.)

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados