Chiringuitos financieros ¿qué son y cómo reconocerlos?

Los chiringuitos financieros son “entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo”, según la CNMV.

Chiringuitos financieros ¿qué son y cómo reconocerlos?
Sospecha de las altas rentabilidades sin riesgos y de las prisas para que inviertas

Si a Josep Borrell, expresidente del parlamento europeo y doctor en ciencias económicas, un chiringuito financiero logró timarle 150.000 euros, todos podemos caer en la trampa. En ese caso concreto los estafadores se hicieron pasar por una oficina online cuya especialidad era el “trading” en el mercado mundial de divisas.

Qué son los chiringuitos financieros

Pero los chiringuitos financieros pueden ocultarse detrás de otros disfraces. Y en este artículo explicaremos algunos trucos para reconocerlos. Pero primero diremos qué son. Según la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), se trata de “entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para hacerlo”.
 

10 claves para reconocer los chiringuitos financieros

Para evitarlos recomienda tomar una serie de precauciones:

1. Comprobar que la entidad está autorizada y verificar que no ha recibido ninguna advertencia, ya sea por parte de la CNMV o de otros supervisores. Si tenemos dudas siempre podemos preguntar en la CNMV.

2. En cuanto sospechemos que nos encontramos frente a chiringuitos financieros no debemos dudar y preguntar todo lo que necesitamos saber, desde las características del servicio hasta las de la inversión que nos ofrecen. Toda la información, siempre por escrito.

3. Aprendernos las técnicas de engaño más frecuentes:

  • Correos inesperados
  • Llamadas con las que no contamos
  • Prisa para que hagamos la inversión
  • Afinidad personal
  • Oferta de bonificaciones de bienvenida
  • Estructuras piramidales (quienes nos contactan piden que captemos clientes)
  • Utilización del logo o del nombre de la CNMV, pues este organismo no ofrece realizar inversiones.

4. Por muy sofisticada que sea una web, no debemos dejarnos llevar, sobre todo si la oferta nos llega a través de las redes sociales.

5. ¿Alta rentabilidad sin riesgo? Algo huele a chamusquina.

6. Hay que prestar mucha atención a las comisiones y gastos.

7. Cuando nos ofrezcan un producto siempre hay que comprobar que existe realmente. También es fundamental contrastar la información que nos van a enviar.

8. Si nos piden información sobre nuestra experiencia, conocimientos, situación financiera u objetivos de inversión, malo. Debemos tener muy presente que los intermediarios financieros autorizados siempre evalúan la conveniencia e idoneidad de los inversores.

9. En cuanto hayamos invertido una pequeña cantidad y veamos que no nos devuelven el dinero, dejaremos de aportar más capital inmediatamente.

10. Si sospechamos de un posible chiringuito financiero debemos ponerlo en conocimiento de la CNMV. También podemos interponer una denuncia en el Juzgado o en la Policía Nacional.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados