Cheque de formación, ¿qué es y cómo funciona?

Entre las múltiples posibilidades que tiene un desempleado para encontrar trabajo, el cheque de formación es una nueva herramienta que promete ayudar.

Cheque de formación, ¿qué es y cómo funciona?
Un instrumento para mejorar la empleabilidad

A partir de agosto de 2017 se pondrá en marcha una fórmula novedosa para mejorar la empleabilidad de los trabajadores desempleados: el cheque de formación.

La medida promete ser de gran ayuda para este sector de la población. Surgió a iniciativa del Gobierno y figura en la Reforma Laboral, aunque ya existe en otros países europeos como Bélgica.

Con su aprobación, el Gobierno busca potenciar el empleo de calidad y acabar con la dualidad en el mercado de trabajo. Las características de este cheque han ido moldeándose en los últimos cuatro años hasta su naturaleza actual, cuya eficacia se comprobará en los próximos meses.

CHEQUE DE FORMACIÓN


¿QUÉ ES?

Es un cheque destinado a financiar el derecho individual de cada trabajador a la formación profesional. Cada persona podrá utilizar la cuantía del cheque en los cursos de formación que desee para desarrollar sus aptitudes laborales.

Fue aprobado por el Consejo de Ministros con el Real Decreto Ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. Pero su entrada en vigor no se hará efectiva hasta agosto de este año, cuando las comunidades autónomas tendrán vía libre para implantarlo.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

El cheque de formación estará destinado a desempleados, jóvenes, personas no cualificadas… Es decir, a cualquier sector del mercado de trabajo que realmente lo necesite para conseguir un empleo.

¿CÓMO ESTÁ REGULADO?

Cada comunidad autónoma establecerá sus propias normas para la concesión de este cheque. Es de suponer que lo harán después de consultar a las diferentes organizaciones empresariales y sindicales para estudiar sus posibilidades de aplicación.

Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra ya han expresado su disconformidad con respecto al cheque, y han reclamado mayor poder de decisión en las políticas activas de empleo.

El presupuesto del SEPE para 2017 es cercano a los 2.000 millones de euros, de los cuales 897 están destinados a la formación de trabajadores en situación de desempleo. El cheque de formación está incluido en dicho montante.

¿CÓMO SE PEDIRÁ?

En aquellas comunidades autónomas donde finalmente se ponga en marcha el cheque, el solicitante deberá acudir a su correspondiente servicio de empleo autonómico. Allí dejará constancia de sus necesidades formativas y se creará un itinerario personalizado de inserción laboral.

Si el solicitante cumple con los requisitos establecidos se le hará entrega del cheque de formación con una cuantía determinada que podrá gastar en cursos y talleres, siempre que estos se impartan en alguno de los centros adscritos.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: