Cenas rápidas y sanas: consejos e ideas

La cena es la última comida del día y una de las más importantes. Aprende a preparar cenas rápidas y sanas siguiendo estos trucos y consejos fáciles.

Cenas rápidas y sanas: consejos e ideas
La cena no debe exceder el 25% de tus calorías diarias

Conseguir preparar cenas rápidas y sanas puede ser todo un reto debido a la falta de tiempo y el cansancio acumulado al finalizar el día.

La cena es una comida crucial que nos puedes ayudar mantenernos en nuestro peso actual o perder esos kilos de más. Sin embargo, la mayoría de las veces llegamos hambrientos y cansados del trabajo, lo que nos hace decantarnos por ‘cualquier cosa’ o platos listos para consumir.

Para evitar llegar con hambre a la cena debemos procurar repartir bien las cinco comidas a lo largo del día, y para elegir alimentos más adecuados conviene planificar bien nuestro menú semanal.

A continuación te damos las claves para lograr platos más nutritivos y equilibrados, y que te sea más fácil construir tu plan de comidas con cenas rápidas y sanas incluidas.

 

5 consejos para conseguir una cena rápida y sana


1. No te excedas en las cantidades

Tienes que tener en cuenta que la cena es la última comida del día y, si después cenar no vas a realizar ninguna actividad larga, no debes cenar en exceso, ya que solo quemarás las calorías durante el sueño.

Lo ideal es optar por una comida ligera y nutritiva, porque si la comida es pesada, la digestión también lo será, y no lograremos descansar adecuadamente.

 

2. Incluye buenos nutrientes

En tus cenas rápidas y sanas no pueden faltar las proteínas, los hidratos y las grasas, aunque estas deben ser escasas y de buena calidad.

En el caso de los hidratos es recomendable que sean de bajo índice glucémico, como las verduras, el arroz integral o las legumbres.

Por otro lado están las proteínas que deben ser de buena calidad, algunas buenas opciones son las carnes magras, el pescado blanco, el queso fresco o los huevos.

 

3. Utiliza productos frescos

Conviene recordar que en una cena equilibrada y nutritiva deben priorizar los alimentos frescos y sin aditivos, evitando así los productos procesados y precocinados que nos aportan más grasas y calorías.

Un truco para que te dé menos pereza cocinar es planificar bien tus comidas, de este modo te será más fácil no recurrir a los precocinados o a productos menos saludables.

 

4. Cuidado con los métodos de cocción

Esto es muy importante a la hora de preparar platos ligeros y saludables, y es que no son lo mismo las frituras que unas verduras cocidas o un filete a la plancha. Ten en cuenta que los fritos añadirán muchas más calorías y grasas saturadas a tu cena.

 

5. Opta por postres y bebidas sin azúcar

Las cenas saludables no están reñidas con los postres, por lo que si eres de los que no perdonan nunca la sobremesa, opta por frutas, yogures naturales sin azúcar o gelatinas.

Cuida también lo que bebes durante la cena, pues los zumos, los refrescos y las bebidas azucaradas no son la mejor opción. Lo más recomendable es beber agua o una infusión. En caso de que te guste acompañar las comidas con una copita de vino intenta que no se convierta en algo habitual.

 

Ideas de cenas rápidas y sanas

Si buscas inspiración para empezar a planificar unas cenas rápidas y sanas, y no perder mucho tiempo en la cocina, a continuación te dejamos algunas buenas ideas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados