Cédula de habitabilidad, ¿qué es y cómo conseguirla?

La cédula de habitabilidad es un documento que garantiza las condiciones que cumple cada vivienda para poder ser habitada. Te lo explicamos con detalle.

Cédula de habitabilidad, ¿qué es y cómo conseguirla?
Esta acreditación caduca cada 15 años

Cuando vamos a comprar o alquilar una vivienda, uno de los documentos que deben estar presentes en la tramitación es la cédula de habitabilidad. Sin él, la vivienda no estaría dentro de la legalidad vigente y no se podría residir en ella.

Por tanto, la existencia de dicho documento es obligatoria. Por ejemplo, según la Ley 18/2007, se exige su presentación para contratar los servicios de luz, agua y gas.

La cédula de habitabilidad acredita que la vivienda cumple unos requisitos mínimos de salubridad, higiene y solidez para poder ser habitada por personas. Te contamos cuáles son sus características y cómo podrás conseguirla.

CÉDULA DE HABITABILIDAD


CARACTERÍSTICAS

  • La cédula de habitabilidad es una acreditación regulada por las comunidades autónomas.
  • Caduca cada 15 años.
  • El documento recoge la superficie útil de los espacios de la vivienda y su equipamiento, comparándolo con los mínimos legales que debe tener. Estos límites incluyen inodoro, cocina o agua caliente, entre otros.
  • Los requisitos no suelen ser demasiado exigentes. Lo más habitual es que las viviendas cumplan esos requisitos mínimos.
  • Es obligatorio para dar de alta los servicios básicos de luz, agua y gas, así como en los trámites de compraventa y alquiler de un inmueble. Se debe comprobar antes de acudir al notario.


CÓMO SE CONSIGUE

Si no se dispone de la cédula de habitabilidad o está caducada, hay que contactar con un arquitecto o un arquitecto técnico y pedirle un Certificado de Habitabilidad reconocido por su colegio profesional.

El arquitecto deberá realizar una minuciosa inspección visual de la vivienda y comprobar si cumple con la normativa vigente. Una vez expedido el Certificado de Habitabilidad, tiene que entregarse a la Administración que corresponda (según la comunidad autónoma) junto con el resto de la documentación necesaria.

La respuesta administrativa no suele tardar más de un mes, aunque depende de la actividad de cada comunidad autónoma. Si se necesita la cédula de habitabilidad de manera urgente, en muchos casos puede presentarse el certificado sellado por el arquitecto sin tener que esperar a conseguir el documento final.

Aquí te dejamos con un ejemplo de los requisitos mínimos para conseguir la cédula de habitabilidad en Madrid. Como verás, se establece que la vivienda tenga al menos una cocina-comedor, un dormitorio de dos camas y un retrete. Además, la altura mínima de las habitaciones no puede ser inferior a 2,5 metros en entornos urbanos o a 2,2 metros en casas aisladas y medios rurales.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados