Cash flow o flujo de caja, todo lo que necesitas saber

¿Sabes qué es el flujo de caja o cash flow? Descubre qué es y cómo calcularlo, ya que se trata de un dato muy importante, el cual te ayudará a tomar decisiones dentro de tu empresa.

Cash flow o flujo de caja, todo lo que necesitas saber
El indicador perfecto para medir la liquidez de una empresa


Cuando se está al frente de una empresa es importante tener en cuenta una gran cantidad de factores para conseguir que el negocio salga adelante y funcione con estabilidad. Uno de los conceptos importantes a tener en cuenta dentro de una empresa es el flujo de caja o cash flow (en inglés).

El cash flow o flujo de caja es un informe financiero a través del que se presentan con detalle los flujos de ingresos y egresos de una empresa en un determinado periodo de tiempo.

Gracias al flujo de caja es posible conocer determinados datos económicos sobre el funcionamiento del negocio que pueden ayudar en gran medida a la hora de tomar decisiones dentro de una empresa, ya que con el flujo de caja se puede conocer de forma rápida y sencilla la liquidez de una empresa.

Como puedes ver, el flujo de caja es un factor de gran importancia a tener en cuenta dentro de una empresa, ya que gracias a este dato podrás conocer mejor cómo está funcionando tu negocio en todo momento y saber cómo actuar dentro de la empresa en base a lo que el flujo de caja representa.
 

La importancia del flujo de caja o cash flow


¿Qué es el flujo de caja?

Se trata de todos los flujos de entradas y salidas de dinero en efectivo que se dan dentro una empresa en un determinado periodo de tiempo.

Lo que lo convierte en un importante indicador a la hora de medir la liquidez de una empresa durante un tiempo concreto.
 

Tipos de flujos de caja

  • Flujos de caja operacionales: efectivo recibido o servido como resultado de las actividades económicas originarias de la compañía.

  • Flujos de caja de inversión: efectivo recibido o servido considerando los gastos de inversión de capital que beneficiarán a la empresa en el futuro. Es decir, las inversiones y adquisiciones.

  • Flujos de caja de financiamiento: efectivo recibido o servido como resultado de las actividades financieras. Es decir, recepción o pago de préstamos, emisiones o recompra de acciones y pago de dividendos.

 

¿Por qué es importante conocer el flujo de caja de una empresa?

El estudio del flujo de caja de un negocio ayuda a los responsables de la empresa a:

  • Identificar la existencia de problemas de liquidez: ser rentable no tiene que significar poseer liquidez. Un negocio puede ser rentable aún teniendo problemas de efectivo. Gracias al cash flow es posible anticiparse a los problemas y buscar así una solución para ellos lo antes posible.

  • Analizar la visibilidad de proyectos de inversión: los flujos de fondos representan la base de calcular el Valor Actual Neto y la Tasa Interna de Retorno. Gracias a estos valores los responsables de una empresa pueden saber si un proyecto les conviene o no.

  • Medir la rentabilidad o crecimiento de un negocio.

 

Cómo calcular el flujo de caja

Se trata de sumar aquellos datos que son considerados como ingresos, menos los que son considerados como egresos.

Flujo de caja = + ventas – impuestos – suma de los créditos por ventas – costes variables – costes fijos – suma de los bienes de cambio – suma de los bienes de uso + suma de los proveedores

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados