Carta de autocandidatura ¿qué es y cómo redactarla?

¿Sabes lo que es una carta de autocandidatura? Te desvelamos las claves de este documento, que puede ser un aliado incondicional de todos los profesionales en búsqueda de empleo.

Carta de autocandidatura ¿qué es y cómo redactarla?
La carta de autocandidatura es un gesto de iniciativa por parte del trabajador.

El acceso al mercado laboral presenta distintas dificultades, por eso es necesario conocer todos los métodos disponibles para optar a las candidaturas. Además de prestarnos a lo que una empresa nos pide, siempre tenemos la opción de presentarnos por iniciativa propia si consideramos que el puesto se ajusta a nuestro perfil.

Junto al curriculum vitae, existen una serie de documentos que contribuyen a complementar nuestra experiencia y nuestras prioridades de cara a un posible empleo. La carta de autocandidatura se encarga de presentarnos debidamente ante una empresa, aunque esta no haya publicado una oferta de trabajo.

¿Qué es una carta de autocandidatura y cómo se elabora?

Como su propio nombre indica, la carta de autocandidatura se encarga de presentar una candidatura aunque la empresa objetivo no esté buscando personal. Es un gesto de iniciativa propia que acompaña al curriculum vitae y que demuestra una gran disposición por parte del emisor para trabajar en el puesto propuesto de cara a su perfil profesional.

A la hora de redactar este documento, se toma como referente la carta de presentación habitual, y se aplican los cambios convenientes. Ya que se trata de una candidatura espontánea, lo primordial es llamar la atención de la empresa, y por ello se debe hacer hincapié en subrayar las habilidades y aportes de forma especial y original, de un modo más directo que en la carta de presentación.

Para conseguir que el documento destaque sobre todos los papeles que manejarán en el departamento de Recursos Humanos se requiere una buena labor de investigación previa sobre la compañía. Hay que tener en cuenta que con la carta de candidatura, somos nosotros los que ofrecemos nuestros servicios como profesional, y al carecer de una oferta y unas condiciones concretas, deberemos estar al tanto de los intereses de la empresa. Al redactar la carta, se deben tener en cuenta varios factores:

  • Los requisitos y la descripción de todos los empleos que la empresa ha ofertado durante el último año, para tener una idea del perfil que buscan y poder incluirlo en la carta.
  • Las características de la empresa y sus movimientos, que pueden seguirse a día de hoy fácilmente a través de los blogs propios y las redes sociales. Estando al tanto de sus valores y sus preferencias, podrás adecuar tu perfil de trabajador con sus necesidades.
  • La estructura del texto, que puede basarse en la carta de presentación, pero debe dejar claras las intenciones del candidato con respecto al puesto y responsabilidades que puede ejercer dentro de la empresa. La ortografía y el vocabulario deben ser impecables y a la vez concisos, para llegar al lector desde la primera frase.

Junto a todas estas claves que hemos desvelado sobre la carta de autocandidatura, se debe incluir un curriculum vitae actualizado que contenga toda la información de contacto necesaria. Aunque a priori los resultados no se muestren con rapidez, las empresas necesitan cubrir vacantes cada cierto tiempo, y si el método escrito falla, siempre se puede optar por aparecer en persona dentro de la propia empresa.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados