Carrillada de cerdo, un guiso muy fácil de preparar

La carrillada de cerdo es uno de esos guisos que dejan la carne tierna y jugosa. Este plato nos aporta colágeno, hierro y vitaminas del grupo B.

Carrillada de cerdo, un guiso muy fácil de preparar
Para que la carne quede tierna basta con 25 minutos en la olla rápida

A veces menospreciamos la carne de cerdo, pero hay recetas que piden a gritos que utilicemos esta proteína. Es el caso de la carrillera o carrillada de cerdo. Si la has probado alguna vez sabrás que la carne no puede quedar más tierna y jugosa. Además, nos aporta colágeno, hierro y vitaminas del grupo B.
 

Ingredientes para la carrillada de cerdo

En esta ocasión vamos a preparar carrillada de cerdo para cuatro personas, o para dos que coman bien. Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 4 carrilleras de cerdo limpias (sin la telilla)
  • Un vaso de vino tinto (cuanto mejor sea, mejor sabor tendrá el guiso)
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento choricero
  • 2 ajos enteros
  • Aceite
  • Harina
  • Medio litro de caldo de carne
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo fresco
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva

 

Elaboración de la carrillada de cerdo

Las carrilleras de cerdo tardan bastante tiempo en hacerse en la olla convencional (unas dos horas), así que si queremos ganar tiempo podemos utilizar la olla rápida. Pero independientemente de la cacerola que vayamos a usar, la elaboración es la misma.

Lo primero que tenemos que hacer es salpimentar las carrilleras, enharinarlas levemente y sellarlas en aceite de oliva. Para ello ponemos la sartén a fuego lento, echamos los dos dientes de ajo enteros y con la piel (los golpeamos primero) y pasamos las carrilladas.

Retiramos las carrilleras y los ajos y reservamos. Utilizamos esa misma sartén, con el mismo aceite, para pochar el pimiento, la zanahoria y la cebolla, todo ello cortado muy fino.

Mientras estas se van pochando, rehidratamos el pimiento choricero y le sacamos la carne. Esta la agregaremos a las hortalizas y removemos. Echamos entonces las carrilleras que teníamos reservadas y añadimos el vaso de vino tinto. Subimos la temperatura del fogón y esperamos a que se evapore el alcohol del vino (con 3 minutos basta).

Pasado ese tiempo, incorporamos el caldo de carne (puede ser casero o de brick), echamos una hoja de laurel, un poco de tomillo y cerramos la olla. Cuando suba el pitorro, esperamos 25 minutos y apagamos el fuego.

Si preferimos preparar las carrilleras de cerdo en una olla convencional tenemos que saber que tardarán en cocer un par de horas, tiempo durante el cual hay que estar pendientes para que no se evapore todo el caldo y no se nos peguen.

Una vez lista nuestra carrillada de cerdo podemos servirla con las verduras enteras o sacarlas y pasarlas por la batidora. Podemos acompañar la carne con unas patatas panaderas o cuadradas.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados