Carbohidratos complejos, ¿qué son?

Los carbohidratos complejos se convierten en glucosa más lentamente que los hidratos de carbono. Así son de importantes para nuestro organismo.

Carbohidratos complejos, ¿qué son?
Su aporte energético es fundamental

Una alimentación equilibrada es clave para mantener un estado de salud óptimo y realizar con normalidad las tareas cotidianas del día a día. Nuestro organismo necesita su propio combustible para funcionar correctamente, y la energía que aportan determinados alimentos es fundamental. Los carbohidratos complejos son los nutrientes que más contribuyen a ello.

Una dieta sana viene determinada por su variedad de alimentos y las cantidades que ingerimos. Las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas deben tomarse todos los días en las cantidades adecuadas, mientras que las vitaminas y los minerales se necesitan en proporciones más reducidas.

La comida sana no está reñida con los buenos precios. Es posible comer sano y barato, como ya te hemos demostrado en otros artículos.

CARBOHIDRATOS COMPLEJOS

Los carbohidratos son, sencillamente, la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Gracias a sus aportes nutricionales el organismo puede funcionar a su mejor nivel.

Dentro del grupo de los carbohidratos encontramos dos clases: los simples (hidratos de carbono) y los complejos, cada uno con sus diferentes propiedades. Si hablamos únicamente de aporte energético, los carbohidratos complejos son la mejor opción.

Una vez ingeridos, los carbohidratos se descomponen y se convierten en glucosa. Este proceso ocurre más lentamente en el caso de los carbohidratos complejos, lo que permite aprovechar la energía producida de una manera mucho más eficiente.

Por esta razón los carbohidratos complejos siempre están presentes en la dieta de cualquier deportista. Los niveles de glucosa se elevan poco a poco a lo largo de todo el día, permitiendo que las jornadas de entrenamiento se alarguen.

Los carbohidratos tienen la fama de que engordan demasiado, aunque no es así realmente. Al aportar altas dosis de calorías, estos nutrientes se almacenan en nuestro cuerpo si no son aprovechados. Llevar una vida sana implica también abandonar el sedentarismo y ejercitar el cuerpo con cierta frecuencia.

Limitar de forma drástica el consumo de carbohidratos conlleva otros problemas para la salud. Por ejemplo la cetosis, que ocurre cuando el organismo utiliza la grasa para producir la energía que necesita. Al no haber suficiente glucosa, no puede obtenerla de otra manera.

ALIMENTOS QUE CONTIENEN CARBOHIDRATOS COMPLEJOS

  • Azúcares: Frutas y productos lácteos. Los alimentos refinados con azúcares añadidos (galletas, golosinas, bebidas carbonatadas…) aportan calorías pero no vitaminas y minerales, por lo que no es recomendable consumirlos a menudo.
  • Almidones y fibra: La pasta, el pan, el arroz, las patatas, los cereales (trigo, avena, centeno), las legumbres, el maíz, las nueces, el brócoli…

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados