Cambiar divisas en tus viajes, cuándo y cómo

Si necesitamos cambiar divisas es mejor ir buscando el momento justo, cuando la otra moneda baje y así obtener más dinero.

Cambiar divisas en tus viajes, cuándo y cómo
Normalmente sale más económico pagar con tarjeta que cambiar la moneda

Lo vamos dejando, lo vamos dejando, y cuando nos damos cuenta estamos en otro país y no hemos cambiado el dinero. Así que no nos queda más remedio que buscar en el aeropuerto las oficinas para cambiar divisas. Resultado: perdemos dinero.

Y como no está la cosa como para ir regalando dinero, por poco que sea, vamos a empezar a preparar nuestra estrategia para cambiar divisas y salir siempre ganando.

Cambiar divisas: monitoriza los tipos de cambio

Los tipos de cambio son como la bolsa, así que no está de más monitorizar la moneda que nos interesa y cambiar el dinero en el momento en que baje. De esta forma conseguiremos más cantidad. Puedes hacer este seguimiento en portales como xe.

Para saber qué tenemos que buscar debemos conocer la terminología. Tenemos que quedarnos con dos términos:

  • Tasa de venta: cuando cambiamos euros a otra moneda.
  • Tasa de compra: cuando cambiamos una moneda extranjera a euros.

Además tenemos que averiguar con antelación qué moneda vamos a necesitar y avisar al banco con tiempo para que pueda disponer de ella. Y si vas a cambiar una cantidad grande, negocia para que te hagan un descuento.

Cambiar divisas: ¿tarjeta o efectivo?

Eso sí, no conviene que cambiemos todo el dinero que tengamos pensando gastar. Por dos razones fundamentales: una, porque no es seguro viajar con mucho dinero y dos, porque si nos sobra tendremos que volver a pagar una comisión al banco para hacer el cambio a euros.

Por eso tenemos que preguntar en nuestro banco cuánto no cuesta sacar dinero en el extranjero o hacer compras con nuestra tarjeta. Yo, por ejemplo, con mi tarjeta de débito no pago nada por hacer compras. Y si saco dinero en un cajero, solo pago 2 euros. Así que no me merece la pena andar cambiando dinero. De hecho, me sale más caro cambiar divisas que pagar con tarjeta, incluso que ir a un cajero y sacar el dinero en mano.

Pero ojo, porque no todas las entidades tienen estas condiciones tan beneficiosas. Así que busca con tiempo la que te permita pagar fuera de España sin apenas comisiones. Si viajas mucho, incluso puede que te interese cambiar de banco o abrir una cuenta en otra entidad. Y eso sin olvidarnos de los servicios complementarios que obtenemos al pagar con algunas tarjetas de crédito, como pueden ser seguros de accidentes o asistencia en viajes (gastos médicos, retrasos, daños en el equipaje, etc.).

Cambiar divisas en el extranjero

Si por lo que sea necesitamos cambiar el dinero una vez que estamos en el país de destino lo mejor suele ser hacerlo en el propio aeropuerto. Normalmente, gracias a la competencia, ofrecen tasas de cambio más bajo que las oficinas que hay en el centro de las ciudades.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados