Cambiar la bomba de agua del coche: ¿Cómo reconocer el momento?

Saber cuándo y por qué cambiar la bomba de agua del coche es muy importante para mantenerlo en buen estado y evitar dolores de cabeza.

Cambiar la bomba de agua del coche: ¿Cómo reconocer el momento?
Una parte importante del mantenimiento de tu coche

Cuando se habla del mantenimiento rutinario de un coche, uno de los puntos más importantes a tomar en cuenta es el de cambiar la bomba de agua.

Esta pieza es una parte fundamental en el sistema de refrigeración de cualquier motor (en el que también intervienen el radiador y el termostato) que evita el recalentamiento y – como consecuencia del mismo – males mucho mayores.

No es necesario que seas tú mismo quien haga el cambio de bomba, pero si es sumamente importante que sepas cuando es el momento de hacer un reemplazo. Tu coche y tu bolsillo te lo agradecerán mucho.

¿Cuándo se debe cambiar la bomba de agua del coche?

Hay tres principales razones por las que se debe cambiar la bomba de agua del coche.

Cuando hay una fuga

La primera de ellas, y la más fácil de identificar, es cuando hay una de fuga de agua en la bomba. Esto causa que el proceso de refrigeración no funcione como debería y que en poco tiempo el motor empiece a sobrecalentarse.

Para identificarla, debes revisar si – cuando el coche está aparcado – hay agua en el suelo, o humedad en algunas partes de la bomba donde no debería haberla, como las uniones, por ejemplo.

Cuando hay ruidos

En un coche, los ruidos extraños siempre son el síntoma de que algún problema hay, y esto no es una excepción cuando se habla de la cambiar la bomba de agua.

Estos ruidos pueden producirse por la correa de distribución y por la erosión o corrosión de las hélices de la bomba.

Sea cual sea el origen de los ruidos, para identificarlos bastará con que escuches tu motor con el capó levantado.

Cuando se cambia la correa de distribución

Como mencionamos arriba, los ruidos pueden venir de la correa de distribución. Aunque en ese caso cambiar la correa solucionará el problema, es muy común y recomendable que también se ponga una bomba nueva.

De esta manera, no gastarás la vida útil de una correa nueva en una bomba que ya esté gastada.

Cuando se pega o no trabaja

Esta es la más obvia de las razones por las que debes cambiar la bomba de agua del coche, y también la más grave. Cuando hay una fuga en la bomba o las hélices están gastadas, la bomba aún hace parte del trabajo.

Pero cuando esta no arranca o deja de trabajar por momentos, el motor se sobrecalienta con mucha mayor rapidez y facilidad. Si esto te sucede, identificarás el problema cuando la luz del termostato se encienda.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados