Caldera de gas o eléctrica, ¿cuál conviene más?

No te equivoques a la hora de elegir lo mejor para tu hogar. Te decimos todo lo que tienes que saber para decidir entre caldera de gas o eléctrica.

Caldera de gas o eléctrica, ¿cuál conviene más?
Ventajas e inconvenientes de cada sistema

La vida está llena de decisiones complicadas. ¿Mar o montaña? ¿Carne o pescado? ¿Verano o invierno? Quizá la respuesta más amplia sea: “pues depende de cada momento”.

Sin embargo, dichas palabras no sirven para otro tipo de dilemas. Por ejemplo, la duda que nos asalta en el momento de elegir entre caldera de gas o caldera eléctrica. ¿Cuál es la que más nos conviene? ¿Y la que mejor se adapta a nuestras necesidades?

Preguntas para las que este artículo tiene las respuestas acertadas. Porque en una vivienda es muy importante decidir con cabeza, analizando todas las posibilidades, estudiando los pros y los contras de cada opción.

CALDERA DE GAS O CALDERA ELÉCTRICA

Poder disponer de agua caliente y calefacción en nuestro hogar es básico, sobre todo en los meses de invierno. Y para regular ambas cosas se necesita una caldera.

CALDERA DE GAS


VENTAJAS

  • El gas natural es la energía más eficaz y económica. Ahorrarás en tus facturas mensuales.
  • Es un sistema muy cómodo, ya que el gas está canalizado.
  • Emite poco dióxido de carbono.
  • Sirve para cualquier tipo de vivienda y zona climática.
  • Su rendimiento calorífico es muy elevado.


INCONVENIENTES

  • La caldera puede resultar algo más cara que la del sistema eléctrico, ya que requiere una instalación más compleja.
  • Podría no estar disponible en todos los municipios. Si no cuentas con gas natural, hay que cambiar la bombona cada cierto tiempo.
  • Es necesario esperar un poco a que el agua se caliente.


CALDERA ELÉCTRICA


VENTAJAS

  • Proporciona agua caliente de forma inmediata.
  • No requiere una instalación especializada, por lo que el desembolso inicial es más bajo.
  • El sistema es ideal para calentar una zona específica de la casa.


INCONVENIENTES

  • Los cambios en el precio de la luz se ven reflejados en las facturas.
  • Tiene un consumo energético elevado.
  • Puede sufrir cortes en el suministro al saltar el Interruptor de Control de Potencia.


CONCLUSIONES

Decidir entre poner una caldera de gas o una caldera eléctrica depende ti, nosotros solo podemos ayudarte como lo hemos hecho, explicándote las características de cada una.

La caldera de gas es perfecta para casas de 80 a 100 metros cuadrados situadas en zonas templadas, aunque también es una buena opción para viviendas de zonas más frías y húmedas. Si gastas mucha agua y tienes disponible gas natural, con este tipo de caldera ahorrarás dinero en tus facturas.

En cambio, la caldera eléctrica es idónea para casas grandes o pisos situados en zonas cálidas. Lo mismo ocurre si vives solo o sois una familia pequeña, ya que el consumo de agua es más bajo.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: