Breve guía sobre invertir en dividendos

La mejor opción para invertir en dividendos es optar por grandes empresas que suelan obtener beneficios todos los años y que no estén sujetas a cambios en la economía.

Breve guía sobre invertir en dividendos
El dividendo es parte de las ganancias que una empresa reparte a sus accionistas

Alguna vez hemos hablado de invertir en dividendos, pero hemos pasado por el asunto de puntillas. Hoy nos centraremos un poco más en esta forma de inversión. Explicaremos en qué consiste, sus ventajas y las precauciones a tener en cuenta. 

Comenzaremos por aclarar que un dividendo es una parte de las ganancias generadas por una empresa que se reparte entre sus accionistas. Esta forma de pago puede ser de dos tipos:

1. Dividendo tradicional. El pago se hace en efectivo y al accionista se le aplica la retención correspondiente. Fin de la historia.

2. Dividendo en script. Es cuando la empresa amplía capital y los accionistas reciben un derecho por cada acción. 

 

Las mejores empresas para invertir en dividendos


Según los expertos, la mejor opción para invertir en dividendos es optar por grandes empresas que suelan obtener beneficios todos los años.

Para ellos solo hay que fijarse en su comportamiento durante los últimos años. Podemos recopilar datos sobre las empresas revisando los informes anuales que la mayoría de ellas cuelgan en sus páginas web.

Una vez localizado, hay que buscar la Cuenta de Resultados Consolidada (ahí estarán los ingresos y el beneficio neto), el Balance Consolidado y el Estado de los Flujos de Caja. 

Algunas de las más recomendadas son Enagás, REE, Iberdrola, Gas Natura, Endesa, Amadeus, Inditex o Abertis.

 

Ventajas e inconvenientes de invertir en dividendos


Entre las ventajas de invertir en dividendos destaca una: al tratarse de una inversión a largo plazo, estaremos más tranquilos. Además la estrategia es más sencilla de gestionar y la rentabilidad media está entre el 1% y el 3,5%.

Puede que no te parezca mucho, pero hay que tener en cuenta que esa remuneración aumentará con el paso de los años.

Eso sí, debemos tener claro que si optamos por invertir en dividendos estaremos perdiendo otras oportunidades de inversión. Y eso sin contar con la alta fiscalidad que hay que soportar (entre el 20% y el 24%).


 

Consejos para invertir en dividendos


Por otra parte, el riesgo también existe. Por eso debemos tomar una serie de precauciones y seguir los consejos de los expertos. A saber:
 
  • Hay que diversificar la cartera por mercados y países.
  • No hay que dejarse llevar por las rentabilidades demasiado altas (más del 5%). 
  • Hay que prestar atención a las valoraciones y al balance.
  • Estar atento a todo lo que acontece a la compañía en la que hemos invertido.
  • Tener claro que los dividendos no son los intereses y, por tanto, una empresa puede pagar o no dividendos.
  • Es mejor evitar las empresas cíclicas, es decir, aquellas que sufren pérdidas cuando la economía empeora (puede ser el caso de los bancos o las constructoras). 
  • Lo recomendable es reinvertir los dividendos obtenidos.

Para estar al día sobre la inversión en dividendos hay varios blogs interesantes, como Cazadividendos.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados