Brain freeze, ¿qué es y por qué ocurre?

El 'brain freeze' es un dolor de cabeza agudo, breve y repentino que se produce cuando introducimos en nuestra boca una sustancia muy fría.

Brain freeze, ¿qué es y por qué ocurre?
Ocurre cuando al paladar no le da tiempo a ajustarse al cambio de temperatura

Coges una bebida helada de la nevera, te pones a beberla y de repente, sientes un fuerte dolor de cabeza. Eso nos ha ocurrido a todos y recibe el nombre científico de ganglioneuralgia esfenopalatina, más conocido como brain freeze, congelamiento del cerebro o cefalea por estímulos fríos.

Qué es el brain freeze

Todos esos términos sirven para nombrar a lo que no es otra cosa que un dolor de cabeza repentino, breve e intenso que llega tan rápido como se va. Este brain freeze se produce cuando una bebida o comida fría entra en contacto con el paladar a este no le da tiempo a asimilar el cambio de temperatura.

Por qué ocurre el brain freeze

Para entender por qué ocurre el brain freeze hay que saber que por nuestra boca pasan dos arterias: la arteria carótida interna, que suministran sangre al cerebro, y la arteria cerebral anterior, donde comienza el tejido cerebral. Cuando una sustancia muy fría entra en contacto con ellas se dilatan y se contraen muy rápidamente para ajustarse al cambio de temperatura. Y ese movimiento es interpretado por el cerebro como dolor.

En un estudio realizado por investigadores médicos de Harvard, junto con académicos de la Universidad de Irlanda y el Departamento de Asuntos de Veteranos, se hizo dio de beber a los sujetos agua con hielo. Cuando estos indicaron el inicio de una congelación del cerebro, los científicos notaron un aumento repentino en la sangre que fluye a través de la arteria cerebral anterior, que envía oxígeno al lóbulo frontal.

Las conclusiones han quedado recogidas en la publicación ‘The Atlantic‘, donde se explica que los científicos creen que el aumento del flujo sanguíneo podría ser parte de un mecanismo de regulación de la temperatura. Cuando detecta el frío intenso, el cuerpo bombea más sangre al cerebro para mantenerlo funcionando en un ambiente cálido.

Pero esa actividad también puede estar aumentando la presión dentro del cráneo, produciendo los dolores de cabeza que llamamos congelación del cerebro. La recuperación ocurre cuando la arteria vuelve a su tamaño normal.

¿Se puede evitar el brain freeze?

“Una cosa que no le gusta al cerebro es que las cosas cambien, y el brain freeze es un mecanismo que te previene de hacer eso”, afirma el neurocientífico Dwayne Godwin (del Wake Forest Baptist Medical Center) en un artículo publicado en el ‘ScienceDaily‘.

También recuerda que el cerebro no puede sentir dolor a pesar de los billones de neuronas, pero el dolor asociado con la congelación del cerebro es detectado por las meninges, que es donde las dos arterias antes mencionadas se encuentran.

Ahora que ya sabemos esto entenderemos que para no sufrir un brain freeze debemos evitar beber o comer sustancias demasiado frías. Si lo hacemos, las introduciremos muy lentamente en nuestra boca. Cuando lo hagamos podemos colocar la lengua en el paladar o beber algo tibio para normalizar la temperatura de la boca.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados