Bodas por encargo: una buena forma de conseguir una ceremonia barata

¿Estás planeando tu boda y buscas algo sencillo y económico? Te presentamos 6 claves para organizar bodas por encargo y no volverte loco en el intento.

Bodas por encargo: una buena forma de conseguir una ceremonia barata
6 claves para organizar una boda económica sin perder el estilo

Pasar por el altar supone un gasto bastante considerable que muchas parejas no pueden permitirse. De hecho, en nuestro país el coste medio de una boda ronda los 17.000€.

Si vuestro presupuesto es bastante más reducido y os está dando grandes quebraderos de cabeza cuadrarlo, aquí os dejamos 6 claves esenciales para organizar bodas por encargo de la forma más económica.

Eso sí, recordar que antes de comenzar a organizar la ceremonia, conviene tener bien fijado el presupuesto para evitar así sobrepasarlo.

Otro aspecto importante es que cuanto más tiempo tengáis para planificar vuestra boda por encargo, más probabilidades tendréis de conseguir mejores ofertas.
 

BODAS POR ENCARGO: 6 CLAVES PARA UNA CEREMONIA ECONÓMICA


 

1. Huir de la temporada alta

Las parejas suelen optar por celebrar su boda en los meses de buen tiempo, primavera y verano, aunque la temporada alta se concentra entre los meses de mayo y septiembre.

Claro que esto no quieres decir que tengáis que celebrar vuestra boda en pleno invierno, aunque sí es cierto que tendréis acceso a más ofertas. Sin embargo, podéis encontrar un punto medio donde sea posible disfrutar de un buen clima y de precios más asequibles. Una buena opción puede ser finales de octubre con la llegada del otoño.

A la hora de organizar vuestra boda por encargo, recordad que también es importante elegir bien el día de la semana, no es lo mismo celebrar una boda un domingo por la mañana que un sábado por la noche.
 


2. Reducir el número de invitados

Otro de las claves para reducir los costes de una boda, es reducir el número de los invitados. Pensar bien si es necesario invitar a esas personas que no veis desde hace siglos o si tenéis que invitar a todos vuestros compañeros de trabajo.

Lo ideal y más económico es dejarse de compromisos y celebrar un ceremonia íntima a la que asistan solamente las personas más importantes en vuestra vida y las más allegadas.

Si queréis quedar bien con toda la gente, una opción puedes ser organizar una cena a parte, a modo de celebración, con vuestros compañeros de trabajo o amigos a los que no puedes invitar. Seguro que las personas más cercanas entenderán vuestra postura.



3. Crear vuestras propias invitaciones y los regalos para los invitados

Olvidaros de las invitaciones de boda por encargo, ¿qué tal si diseñáis vosotros mismos las invitaciones? Incluso podéis pedir ayuda algún amigo que sea más entendido el tema. Aquí podréis ver distintos ejemplos de invitaciones caseras.

Del mismo modo que creáis vuestras propias invitaciones, podéis fabricar los regalos para los invitados o incluso fabricar algunos adornos para la ceremonia. Existen numerosos proyectos diy muy fáciles de hacer.

Además esta es una solución que puede ayudaros ahorrar bastante dinero en la preparación de la boda y seguro que le dará un toque mucho más personal.
 


4. Ahorrar también en el banquete

Sin duda, donde más podéis recudir gastos es el banquete de bodas. Olvidaros del clásico banquete de cinco platos, optar por algo más sencillo y elegir siempre productos de temporada.

Otra opción es hacer un menú degustación o tipo cóctel. En el caso de que hagáis la celebración en una finca o casa rural, podéis optar por un catering de bodas por encargo.

La tarta también es uno de los elementos más caros del banquete. Una buena solución puede ser comprar una pequeña tarta con la que podáis realizar el tradicional corte, y después repartir postres individuales para los invitados.
 

5. Olvidaros de contratar caros packs fotográficos

A todas las parejas les hace ilusión tener un bonito recuerdo del día de su boda, sin embargo, el negocio nupcial también se ha disparado el sector audiovisual.

Una opción más asequible puede ser contratar un fotógrafo profesional solo para el momento de la ceremonia. Para la fiesta y el banquete podéis pedir a los invitados para que sean ellos los que hagan las fotografías con sus cámaras o smartphones.

También podéis colocar máquinas desechables en las mesas para que quien quiera se sienta libre de participar en este memorable reportaje.
 


6. Alquilar el vestido de novia

¿Vale la pena dejaros la mayor parte del presupuesto en un traje que vais a utilizar una vez en la vida? Los vestidos nupciales más baratos del mercado rondan los 500€, un gasto que podemos reducir si decidimos alquilarlo.

Existen numerosas tiendas y portales para alquiler de vestidos, como por ejemplo, Vow to be Chic o Innovias, donde encontraréis vestidos de alta costura a un precio bastante más reducido.

Otra opción todavía más económica es reciclar el vestido o el traje del novio de algún familiar. Siempre podéis hacerle unos cuantos retoques y dejarlo más a vuestro gusto.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados