Boda de día: encuentra el look perfecto

Una boda de día tiene otro look. Si recibiste la invitación y no sabes que usar, este artículo te ayudará a encontrar y decidir que debes llevar y que no.

Boda de día: encuentra el look perfecto
Entre brillos, faldas y etiquetas…

Boda de día: ¿Qué hacer?

Te llego una invitación y ¿no sabes que debes llevar a una boda de día? Cada vez que piensas en que debes llevar, tienes el mismo dilema de todas: respetar el protocolo, las tendencias, pero sin perder tu estilo personal. No es nada difícil, relájate y lee nuestro artículo, verás que el look boda de día tiene pocas “reglas”.
 

Reglas básicas para asistir a una boda de día


Existen algunas reglas para no quebrar el protocolo del dress code o look de una boda de día. Ellas son:
 
  • Vestidos blancos están totalmente prohibidos. Recuerda que la novia deberá tener ese protagonismo. Aunque últimamente hemos visto que esta regla no es del todo respetada, sobre todo en eventos de celebridades, no significa que se deba repetir. Con tantos colores y padrones que existen, no tendrás problema en escoger cualquier otro que no ese;
  • Vestidos negros son un caso aparte. Antiguamente era bastante extraño aparecer vestida de negro en una boda. Aunque hoy en día sea más aceptable, y lo podemos ver en algunas de las bodas de figuras públicas, continúa siendo un color a evitar.  Si no quieres aparentar tener algo en contra o ser el centro de atención por las razones equivocadas, piensa en otros colores, padrones y formatos antes de decidirte por este;
  • Para el caso específico del look de boda de día, el primer consejo y más importante es el de no llevar ningún vestido, o cualquier vestimenta que sobrepase las rodillas. Deberán ser piezas que te mantengan y respeten un visual más fresco. Por ejemplo: los vestidos del tipo coctel;
  • Colores más claros, pasteles, primaverales y frescos. Diseños floreados, contrastes luminosos sin exagerar demasiado;
  • Podrás en las bodas de día utilizar un look diferente y actual, pero que respete la tradición. Es simple, si te gusta ser más arrojada puedes evitar el habitual vestido y usar: un conjunto de 2 piezas en que la parte inferior sea una falda, o incluso un pantalón, podrás usar una sola pieza cuya parte inferior no sea falda, etc. Lo que interesa es que te sientas cómoda, a gusto y que de cierta forma, no quiebres de todo el padrón típico para no causar ningún inconveniente a los novios;
  • Elegir que llevar vestido no lo es todo. Los accesorios, las joyas, los zapatos y el bolso, son piezas que desempeñan un papel muy importante y al cual no debemos restar ninguna importancia. Con esto no te queremos decir que tendrás que usar joyas caras, los zapatos más caros o la cartera de marca y de la moda. Se trata de saber combinar, contrastar y una pizca de buen gusto;
  • El maquillaje… ¡Qué dilema!: tranquila, por ser una boda de día, con un look más fresco y más leve, tu maquillaje también tendrá que acompañar esta frescura. Recuerda que en estos casos se aplica la conocida frase de “menos es más”;
  • Por último, el peinado. Al igual que la vestimenta, maquillaje y complementos, deberá corresponder al look leve y fresco. Al ser una boda de día, solo necesitarás algún brillo, el resto será el sol y tu simpatía. ¡Créenos, el brillo que viene de dentro es el más luminoso!

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados