Blue Chips, ¿qué son y por qué son tan atractivas?

Las Blue Chips son empresas multinacionales que han conseguido afianzarse en el mercado y generar confianza. Te explicamos sus características.

Blue Chips, ¿qué son y por qué son tan atractivas?
Así son las compañías con más experiencia

En el mundo del póker se utilizan fichas de colores para realizar apuestas. Las hay rojas, blancas, verdes… Pero históricamente las que representan un mayor valor son las fichas azules. El concepto de Blue Chips tiene su origen en ellas, y hace referencia a las empresas con mayor fortaleza económica del momento.

Fue en 1923 cuando se utilizó el término por primera vez. Un empleado del Dow Jones observó que ciertas acciones tenían un precio mucho más elevado que el resto. Su valor de cotización era de casi 200 euros (una auténtica fortuna por entonces) y además su estabilidad con el paso del tiempo era mayor.

Por tanto, Blue Chips comenzó siendo la expresión que representaba las acciones de alta calidad en el mercado bursátil. Sin embargo, en la actualidad abarca una idea más amplia.

¿QUÉ SON LAS BLUE CHIPS?

invertir-en-bolsa

La respuesta se encuentra con otra pregunta: ¿Qué crees que tienen en común empresas como Coca-Cola, Apple, Banco Santander o BMW? Lo principal es que son marcas líderes en sus respectivos mercados.

El liderazgo de estas compañías viene motivado por su solidez económica, forjada durante años de historia. Han sido capaces de asentarse en la industria soportando los momentos de crisis y crecer a un ritmo escalonado.

Así son las empresas Blue Chips, grandes compañías multinacionales que han logrado construir una marca de confianza fuerte y estable. Ni las recesiones económicas ni la inflación han provocado su desaparición, de hecho la mayoría han aumentado su valor durante los tiempos de incertidumbre.

Las acciones de estas empresas no son solo de primera categoría por su precio, sino también por su calidad. Además ofrecen altas rentabilidades en prácticamente cualquier momento, sin importar las condiciones que existan en el mercado. Gracias a ello permiten la preservación del capital y el pago de dividendos de una manera mucho más fiable.

Los inversores encuentran en las acciones Blue Chips una oportunidad excelente para obtener beneficios. Son una especie de garantía de éxito, ya que son altamente líquidas y mucho menos volátiles que las del resto de compañías.

Otras de sus características son la existencia casi nula de deuda, gran capitalización de mercado y una extraordinaria rentabilidad sobre el capital y los activos.

Numerosos expertos aconsejan a los inversores que se fijen en las empresas Blue Chips, donde el pago de dividendos se lleva realizando de forma constante durante más de 20 años. No podía ser de otra manera en estas compañías líderes, una apuesta sobre seguro en los mercados bursátiles.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados