Bizcocho de yogur, receta para merienda o postre

El bizcocho de yogur es uno de los postres caseros más fáciles y baratos de hacer. Lleva ingredientes básicos y se prepara en menos de una hora.

Bizcocho de yogur, receta para merienda o postre
Nos apaña una merienda, un desayuno o lo podemos usar de base para una tarta

El bizcocho de yogur es uno de los postres caseros más fáciles de hacer. Lleva ingredientes muy básicos y se hace en menos de una hora. Y siempre será más sano que cualquier bollería industrial que compremos en el supermercado.

Nos apaña una merienda, un desayuno o lo podemos utilizar de base para una tarta. Además, como queda tan esponjoso y su textura es tan suave, a los más pequeños les encanta.

 

Ingredientes para el bizcocho de yogur

Para preparar nuestro bizcocho de yogur necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural (también puede ser de limón)
  • 375 gramos de harina (puede ser blanca o integral)
  • 1 sobre de levadura
  • 250 gramos de azúcar (o edulcorante, pero en este caso echaremos menos cantidad)
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • Mantequilla y harina para el molde

 

Elaboración del bizcocho de yogur

Una vez hemos recopilado todos los ingredientes podemos ponernos manos a la masa, pero antes de comenzar no podemos olvidarnos de poner el horno a precalentar a 180°C. Después no tenemos más que seguir estos pasos:

1. En un bol echamos los 3 huevos y los batimos. Puedes hacerlo a la vez, pero yo lo que hago es montar primero las claras a punto de nieve, luego añadir las yemas y volver a batir.

2. Añadimos el yogur y volvemos a mezclar hasta que todo quede bien mezclado. Pero no demasiado, solo lo justo para que los ingredientes se integren.

3. Agregamos el azúcar y la harina, tamizada junto con la levadura. Para ello podemos ayudarnos de un colador.

4. A continuación echamos la ralladura, el zumo de limón y el aceite. Mezclamos cuidadosamente con ayuda de unas varillas de pastelería.

5. Cogemos un molde para bizcochos y lo untamos con un poco de mantequilla y espolvoreamos ligeramente con harina. De esta forma evitaremos que el bizcocho se nos pegue.

6. Vertemos la mezcla en el horno y cocinamos durante unos 30 minutos a 180°C. Para que el bizcocho no se nos baje no podemos abrir la puerta del horno hasta pasados esos 30 minutos. Entonces podremos comprobar que por dentro no está crudo. Lo sabremos enseguida, solo basta con meter la punta de un cuchillo en el centro y si esta sale limpia es que ya está. Si sale manchada, dejamos el bizcocho de yogur en el horno otros cinco minutos más y así sucesivamente.

7. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos templar antes de desmoldarlo.

8. Si queremos decorarlo podemos espolvorear un poco de azúcar glas, adornarlo con nata o frutas escarchadas, cubrirlo con chocolate, cortarlo por la mitad y echar chocolate, mermelada, nata o crema pastelera, etc.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados