Beneficios de tener la nacionalidad española

Si eres residente en España, obtener la nacionalidad española puede aportarte numerosos beneficios. Conoce las principales ventajas.

Beneficios de tener la nacionalidad española
Además de olvidarte de la renovación de la tarjeta de residencia, pasarás a ser ciudadano de la UE

Tener la nacionalidad española significa ser ciudadano de español, lo que conlleva aceptar los derechos y deberes establecidos en la constitución española.

En España existe además la posibilidad de conservar tu nacionalidad de origen, por lo que tampoco tendrás que renunciar a los beneficios sociales y jurídicos de tu país de origen, si éste también lo permite.

A continuación te presentamos más detalladamente las principales ventajas de obtener la nacionalidad española, algo que además implica convertirse en ciudadano de la Unión Europea.
 

BENEFICIOS DE TENER LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA



Ser ciudadano europeo

Esto es un beneficio que engloba varias ventajas, ya que obtendrás los derechos inherentes a la ciudadanía europea. Entre los más importante está el hecho de que podrás circular, residir y trabajar libremente, sin necesidad de ningún visado o permiso de trabajo, en cualquiera de los veintiocho estados miembros de la Unión Europea.
 

Acceso a otros países

Es cierto que al obtener la nacionalidad española tendrás más facilidades para entrar en otros países fuera de la Unión Europea, como por ejemplo, Estados Unidos o Canadá.
 

Derecho a voto

Además de disfrutar de numerosos beneficios sociales, educación y sanidad, otro de los principales beneficios de tener la nacionalidad española es que podrás ejercer tu derecho al voto. Independientemente de si resides en España o en el extranjero, podrás votar tanto en las Elecciones Locales y Municipales como en las Elecciones a Cortes Generales o al Parlamento Europeo.
 

Adiós a las renovaciones

Las tarjetas de residencia o permisos de trabajo son necesarios renovarlos cada cierto tiempo, sin embargo, una vez que obtengas la nacionalidad ya no tendrás que preocuparte por estos trámites burocráticos, ya que ahora eres un ciudadano español.
 

Reagrupación familiar

Al ser ciudadano español podrás reagrupar más fácilmente a tus familiares, ya sea a tu cónyuge, pareja de hecho, padres o hijos. Además, si tus hijos son menores de 21 años, esto no supondrá muchas dificultades, y en el caso de que éstos residan en España no será necesario que cumplir con el requisito de la edad, siempre y cuando dependan económicamente de ti.

También existe la posibilidad de acogerte al Derecho de Opción, por el cuál tus hijos podrán adquirir la nacionalidad de manera preferente, a través de un procedimiento burocrático más rápido y sencillo.
 

Acceso a los determinados cargos públicos

Para obtener un puesto de trabajo como funcionario en las Administraciones Públicas del Estado tener la nacionalidad es un requisito imprescindible.

Si quieres saber cuáles son los requisitos que necesitas cumplir para conseguir la nacionalidad española, a través de este enlace tendrás acceso a toda la información.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados