Beneficios de la lactancia mixta para el bebé

La lactancia materna es siempre la mejor opción, sin embargo, en ocasiones es necesario recurrir a la lactancia mixta, hoy te contamos cuáles son sus beneficios y sus desventajas.

Beneficios de la lactancia mixta para el bebé
Este tipo de lactancia combina la leche materna con la artificial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, sin embargo, son muchas las madres que recurren a la lactancia mixta por diversos motivos.

En algunos casos donde la madre no dispone de suficiente cantidad de leche o también durante procesos de destete, muchas madres recurren a este tipo de lactancia.

En otros casos es posible que la madre opte por esta modalidad voluntariamente, dado que este tipo de lactancia ofrece algunas ventajas, y además permite a la madre descansar e incluso compartir la tarea con otras personas.

Pero además de estas ventajas, la lactancia mixta también proporciona algunos beneficios especiales para el bebé.

A continuación te explicamos cuáles son estos beneficios, así como los riesgos que supone este tipo de lactancia sobre la producción de la leche materna.
 


4 beneficios de la lactancia mixta


1. Beneficios de la leche materna

Lo primero y más importante es que al optar por la lactancia mixta no se abandona por completo la lactancia materna, el método más recomendado, natural y saludable para alimentar a un recién nacido.

Además, la leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de nuestro bebé. 



2. Alimentación completa

Combinar la lactancia materna con la lactancia artificial asegura la correcta alimentación del bebé en diversas situaciones. Existen casos en los que las dosis o tomas de leche materna no son suficientes, y gracias con la lactancia artificial podemos suplir esas carencias, garantizando así una alimentación completa y saludable para el bebé.
 


3. Aumento de peso del bebé

En el momento en el que la leche materna no es suficiente es frecuente que el bebé no gane peso adecuadamente. En estos casos también conviene optar por la lactancia mixta para garantizar el correcto desarrollo del recién nacido.
 


4. Facilita el destete

Este método de lactancia suele utilizarse también para facilitar la transición del destete, ya que el bebé no pedirá con tanta frecuencia el pecho y se irá acostumbrando gradualmente al nuevo tipo de leche.



Posibles riesgos


La lactancia mixta conlleva algunos riesgos en cuanto la producción de leche materna, ya que implica reducir las dosis o tomas de lactancia materna. Aquí conviene tener en cuenta que la succión producida por el bebé es esencial para ayudar a activar la producción de leche materna.

Además, es posible que el bebé se sienta más cómodo con el biberón, puesto que éste requiere de menos esfuerzo al succionar, lo que puede provocar que llegue a rechazar la leche materna.

Ambas situaciones pueden conducir a una lactancia artificial exclusiva, así que si vas a optar por la lactancia mixta, para evitar este problema lo ideal es incorporar el biberón progresivamente con una sola dosis diaria.

Y recuerda que por regla general lo más recomendable es optar por la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, y consultar con tu pediatra para resolver cualquier duda.
 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados