Baja por maternidad y paro

¿Quieres saber lo que pasa cuando estás de baja por maternidad y en el paro? Descubre las diferentes situaciones que se pueden dar bajo este supuesto y resuelve todas tus dudas.
 

Baja por maternidad y paro
¿Qué ocurre cuándo se dan las dos situaciones?

Quizás te estés preguntando qué es lo que ocurre cuando una mujer embarazada se encuentra de baja por maternidad y en el paro.
Existen tres situaciones posibles por las cuáles una embarazada puede encontrarse de baja por maternidad y en el paro. Dependiendo de cada situación, cobrará una de las dos prestaciones de cada vez, o ambas al mismo tiempo.

¿Quieres saber en qué supuestos ocurre esto? Entonces echa un vistazo a nuestro artículo de hoy, porque a continuación te damos todos los detalles sobre estas situaciones, para que descubras en cuál te encuentras tú y qué prestación te pertenece cobrar. 
 


Baja por maternidad y paro 


 

Si al estar trabajando te quedas embarazada y te dan la baja por maternidad, pero mientras estás de baja acaba tu contrato

En el momento en que se termina el contrato, la baja por maternidad se sigue cobrando por parte del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), hasta agotar el periodo de 16 semanas convencionales o al recibir el alta médica.
En el momento en el que el período de la baja por maternidad termina, se inicia un plazo de 15 días en los que se podrán solicitar las prestaciones por desempleo, siempre y cuando, el trabajador cumpla con los requisitos para obtenerlas.
En resumen, los días en los que la madre ha estado de baja no se descuentan de los del paro, es decir, ambas prestaciones son complementarias, pero no se disfrutan al mismo tiempo.
 

Si se está cobrando el paro (prestación contributiva) y aparece la situación de maternidad

Si una mujer que está cobrando el paro se queda embarazada y recibe la baja por maternidad, el pago por el paro queda suspendido, y la Seguridad Social comienza a abonar la correspondiente prestación por maternidad.

Mientras dura la baja por maternidad el paro no se consume, simplemente queda suspendido hasta nueva orden. Precisamente por esto, cuando acaba la baja por maternidad es necesario solicitar que se reactive la prestación por desempleo. El plazo para hacer este trámite es de 15 días.
Es decir, estas dos situaciones son complementarias a la hora de recibir las prestaciones, pero no se pueden dar al mismo tiempo. 
 

Si se está cobrando un subsidio por desempleo y llega la maternidad

Cuando aparecen estas dos situaciones, no existe problema ni uno. Ambas son complementarias y se pueden dar al mismo tiempo. Es decir, se seguirá cobrando la ayuda de subsidio por desempleo, al mismo tiempo que la baja por maternidad, sin afectar para nada en el importe o duración de la misma.

A pesar de que la baja por maternidad no afecta a la ayuda por desempleo, es necesario comunicar en la oficina de empleo sobre la situación de la baja por maternidad. Deberás entregar el informe médico que lo acredite, para que se suspenda la demanda de empleo por el tiempo que dura la baja. De este modo, tampoco será necesario acudir a las charlas, cursos, sesiones de control, o sellar el paro.
En el momento en el que se termina el subsidio por desempleo, ya no se tiene derecho a recibir la prestación de la Seguridad Social, aunque se continúe de baja por maternidad.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados