Baja de autónomos: ¿Cuánto se cobra?

A continuación te contamos cuáles son los casos en los que la baja de autónomos es posible y que porcentaje de la base reguladora se cobra en cada uno de dichas situaciones.
 

Baja de autónomos: ¿Cuánto se cobra?
Estos trabajadores también tienen derecho a una baja laboral

Contrario a lo que mucha gente piensa, los trabajadores autónomos también tienen derecho a una baja laboral ocasionada por enfermedades y accidentes.

Aunque en este caso específico no se contempla el empleo de un sustituto para cubrir la baja (como si sucede en el caso de un asalariado común) el derecho a la baja de autónomos existe.

Mucha gente no sabe de esto y por esa razón creemos oportuno dedicar un espacio a enumerar las principales causas de baja laboral y cuánto se cobra en cada uno de esos casos, siempre basándonos en los porcentajes de la base de cotización del individuo.
 


Baja de autónomos: causas principales


Antes de saber los porcentajes que se cobran, es necesario saber en qué condiciones se puede dar una baja de autónomos y – en algunos casos – tener una cierta cantidad de cotizaciones.



Enfermedad común

Se entiende por enfermedad común aquella que es contraída independientemente del ejercicio de las funciones laborales, aquella que cualquier persona puede padecer.

Para acceder a la baja de autónomos en este caso es necesario que la persona haya cotizado 180 días en los últimos 5 años.



Enfermedad profesional

A diferencia de la anterior, esta si se contrae como resultado de estar expuesto a ciertos factores de riesgo en el lugar de trabajo o como consecuencia del desempeño de funciones.

No es necesario tener una cantidad X de días cotizados, pero sí que cumpla con lo establecido en el “Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.”



Accidente laboral

Aquel que se ocasiona como consecuencia del desempeño de las funciones inherentes al cargo. En este punto no entran los que se originan en el desplazamiento hacia o desde el lugar de trabajo ni aquellos causados como consecuencia de la irresponsabilidad o accionar temerario del trabajador.

Tal como en el caso anterior, no se requieren días mínimos de cotización para acceder a la baja de autónomos.



Baja de autónomos: la cuota que se cobra


Cuando la causa de la incapacidad es la enfermedad común la baja de autónomos que se cobra es del 60 % de la base reguladora entre los días 4 y 21 de la incapacidad. En los días posteriores se empieza a cobrar el 75 %.

En casos en los que la causa de la incapacidad es un accidente o una enfermedad relacionada con el trabajo, se cobra el 75 % de la base de cotización desde el primer día.

En ambos casos es requisito indispensable que se pague la cuota de autónomos si se mantiene la actividad.
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados