Ayudas a autónomos y PYMES por contratos en prácticas

Ayudas a autónomos y PYMES por la contratación en prácticas de empleados para que adquieran experiencia laboral relacionada con los estudios cursados.

Ayudas a autónomos y PYMES por contratos en prácticas
Contratar a discapacitados de hasta 35 años también es bonificable

Terminar la carrera es un logro que todo estudiante mitifica pensando que el futuro laboral es suyo. Sin embargo, al pasar el tiempo descubre que no resulta nada fácil encontrar un trabajo al carecer de experiencia. Para favorecer la integración en el mundo laboral existen ayudas a autónomos y PYMES por hacer contratos en prácticas.

Se trata de bonificaciones en sus cuotas de la Seguridad Social para que los jóvenes aspirantes a un puesto de trabajo puedan adquirir experiencia laboral relacionada con los estudios realizados. Estas ayudas a autónomos y PYMES contarán con diferentes incentivos.

En el caso de contratar en prácticas a menores de 30 años la ayuda a autónomos y PYMES será del 50% en su cuota en la Seguridad Social. Además, si el trabajador estaba haciendo prácticas no laborales cuando firma el nuevo contrato en prácticas la bonificación será del 75% de la cuota.
 

Ayudas a autónomos y PYMES y requisitos de los contratos en prácticas

Los contratos en prácticas realizados con trabajadores con una discapacidad igual o mayor del 33% recibirán ayudas a autónomos y PYMES con bonificaciones en sus cuotas a la Seguridad Social. El límite de edad de estos trabajadores será de 35 años.

Si el contrato en prácticas pasara a ser indefinido las ayudas a autónomos y PYMES serán de 500 euros de bonificación al año en sus cuotas empresariales, durante un periodo de tres años. En el caso de que la contratada indefinidamente fuese una mujer, la bonificación sería de 700 euros al año.
 

Requisitos de un contrato en prácticas

  • La persona que firma tiene que acreditar el título universitario que posee, el de formación profesional, certificado de profesionalidad o bien el título equivalente según las normas reguladoras del sistema educativo en vigor.
  • No pueden haber pasado más de cinco años desde que se finalizaron los estudios y para las personas con discapacidad el periodo se extiende a siete años. Aunque si el trabajador tiene menos de 30 no se tiene en cuenta la fecha en la que se acabaron los estudios.
  • Para que se puedan recibir las ayudas a autónomos y PYMES la duración del contrato en prácticas no puede ser menor de seis meses ni mayor de dos años. Dentro de estos límites serán los convenios colectivos de ámbito sectorial los que pueden establecer su duración. Si se hicieran por ejemplo por menos de dos años es posible acordar hasta dos prórrogas con plazo mínimo de duración de seis meses.
  • Si se establece un periodo de prueba, este no puede durar más de un mes si el trabajador tiene un título de grado medio o bien certificado de profesionalidad de nivel uno o dos. Si el trabajador tiene titulación superior o certificado de profesionalidad de nivel tres no podrá tener un periodo de prueba mayor de dos meses. En ambos casos, salvo que en el convenio colectivo se diga otra cosa.
  • El sueldo del contrato en prácticas no puede ser inferior del 60% durante el primer año del salario fijado en convenio de otro trabajador que desempeñe el mismo puesto de trabajo, ni del 75% de dicho salario durante el segundo año.
    La duración de las prácticas computan como antigüedad en la empresa.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados